grafico dinero

 

¿Te sientes estancada y frustrada porque tu negocio no progresa como tú quieres?

Quizá lleves varios meses o incluso un par de años activa, con tu web, lista de suscriptores, página de Facebook e incluso clientes, pero te has quedado estancada. No te llegan suficientes clientes, tienes muchos altibajos de ingresos y la sensación de descontrol y estrés empieza a hacer mella.

Por no hablar del miedo, siempre presente en esta etapa aunque bien oculto, de tener que abandonar y volver a lo que hacías antes o buscar un nuevo trabajo para otro (y si te sientes identificada, ¡probablemente estés temblando ante la sola idea!). ¿Te suena?

 

¿Prefieres escuchar? Pincha aquí para escuchar –> 3 errores que cometes cuando tu negocio no progresa

 

Estar estancada es algo muy frecuente en un negocio y no conozco a nadie que no haya pasado alguna vez (o más de una) por esa fase. Es normal y no significa que tu negocio no vaya a funcionar, siempre y cuando hagas algo al respecto.

Lo que también he notado y experimentado con mis clientas es que en esa situación se suelen  cometer tres errores que hay que evitar a toda costa. Aquí los tienes:

 

Error número 1. Analizar a la competencia

Es muy típico que cuando las cosas no te van como tú quieres te pongas a ver qué hace tu competencia. Tu razón/excusa es inspirarte, ver si te dan ideas, o qué están haciendo ellos que tú no haces.

Y ¿por qué es un error? Porque cuando te comparas con alguien siempre sales perdiendo. Y no porque seas peor, sino porque subestimas tus logros y porque uno suele compararse con personas que están en otra etapa más avanzada. Resultado: te desanimas más o te pones a crear algo similar a lo de tus competidores sin estrategia alguna.

Analizar a la competencia es útil al principio para ver si hay demanda y hacerte una idea de cómo se mueve la industria. Pero en este momento de frustración y estancamiento NO TE AYUDA, eres más creativa y consigues mejores resultados cuando te centras en lo tuyo.

Solución: Deja de analizar a la competencia y analiza qué es lo que estás haciendo o dejando de hacer que hace que sigas estancada. Porque si ya tienes o has tenido clientes es que estabas haciendo algo bien, ¿lo has dejado de hacer?

Además, deja de pensar que no hay suficiente para todos y de agobiarte. La competencia es buena porque indica demanda y hay clientes de sobra para todos, personas que preferirán tu estilo al de tu competencia y viceversa. No tiene sentido agobiarse y tener una mentalidad psicótica.

Hay para todos. Tú céntrate en ayudar a las personas en las que te especializas.

 

Error número 2. Lanzar cosas desesperadamente

Otro clásico, como no tienes los clientes o ingresos que quieres y además te pasas el día analizando a la competencia en vez de centrarte en lo que sabes hacer y te funciona, te pones a lanzar nuevos programas o servicios sin estrategia alguna, para ver si suena la flauta.

Resultado: dejas de centrarte en lo que ya funciona, te dispersas y puedes llegar a confundir o quemar a tus seguidores y, en el peor de los casos, a perjudicar tu marca. Puede que funcionen algunas cosas pero por azar más que nada.

No te preocupes si ya lo has hecho, ni eres la primera ni serás la última, es normal : )

Solución: analizar qué es lo que mejor funciona en tu negocio y centrarte en eso mientras vas planificando tu siguiente producto o servicio. Si lo que mejor vendes es un determinado programa, céntrate en ese y no te pongas a vender mil cosas distintas justo ahora.

Es muy común quedarse embelesada con la creación continua de nuevos servicios, muy emocionante y bonito pero… no paga las facturas.

Ingresa y cuando tengas una estabilidad sigue creando y añadiendo servicios si quieres, y esto te lo dice alguien a quien le encanta crear (de hecho mi mentora me ha tenido que poner freno más de una vez, jaja).

 

Error número 3. Bajar precios

Bajar precios es una de las cosas que primero se te viene a la cabeza. No vendo, no tengo clientes, pues bajo precios y me llegarán en tropel ante la oportunidad. Error.

En general, si no tienes todo el movimiento que quieres no suele ser por tus precios y si los bajas no suelen aumentar las ventas. Puede incluso que disminuyan, porque bajar precios desprestigia tu programa y tu posicionamiento.

Hacer descuentos es algo similar, aunque con una buena estrategia podría funcionar, pero aún así yo nunca lo recomiendo. Descontar tus servicios te perjudica más que otra cosa (y algunas de mis clientas que aún así se empeñaron en probar ya lo han comprobado.)

Por tanto, la solución a este error es fácil, ¡no bajes los precios!

 

Estos son los tres errores que se suelen cometer cuando te sientes frustrada y ves que tu negocio no avanza. Son actitudes que no te ayudan, así que ahora que ya los conoces, procura no cometerlos : )

Otro tema es la razón por la que tu negocio no progresa, eso ya para otros artículos.

Cuéntame, ¿has cometido alguno de estos errores? ¿Con cuál te identificas más? Cuéntamelo en los comentarios y, lo más importante, dime qué vas a hacer al respecto.

email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 1 COMENTARIO

Comments

  1. En realidad he cometido los tres errores, mis artículos siguen publicados sin patrocinio en mi blog. No sé cómo acceder a un cliente para venderle mis artículos que escribo semanalmente. En una acción desesperada he creado una página web, que no la he hecho publica, pero el resultado es el mismo. ¡Ojo! lo increíble en todo esto que tengo seguidores semanalmente que leen mis trabajos, tal como lo certifica las estadísticas en el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*