¿Llevas una vida rutinaria y monótona? El trabajo, los estudios, los niños, la casa. Es muy fácil acomodarse a las viejas rutinas diarias y que los días y las semanas pasen sin pena ni gloria, ¿verdad?

 

La falta de novedades y la monotonía pueden hacer que estés aburrida, desmotivada y sin energía; y que no encuentres ni tiempo ni ganas de hacer nada. Por eso es importante romper con la rutina, recuperar el dinamismo y hacer tu vida más agradable y divertida.

Para que te sientas bien y además tengas energía y motivación para afrontar los obstáculos.

 

>Pincha aquí para escuchar este artículo.

 

Lo mejor de todo es que no es tan dificil como crees, romper con tu rutina no significa hacer cambios extremos (a no ser que tú quieras, claro) o abandonar las cosas y costumbres que te gustan. ¿Quieres saber cómo empezar? Prueba con esto.

 

    • Descubre cosas nuevas. Es fácil acomodarse a lo que ya conoces y te gusta, pero descubrir cosas nuevas es emocionante, te ayuda a acostumbrarte a correr riesgos y aporta muchas cosas buenas a tu vida. No tiene que ser algo radical, por ejemplo si siempre comes el mismo tipo de comida, prueba otra distinta; practica un deporte nuevo, cambia de lugar de vacaciones, de estilo de música, etc.  Habrá cosas que no te gustarán, y esas las dejas de lado y ya está, pero también descubrirás otras que sí. Por ejemplo, yo siempre he sido una gran lectora, pero nunca me había interesado la novela gráfica. Así que simplemente la ignoraba, hasta que mi marido me convenció (me conoce bien) para leer una. Y ahora ¡le doy las gracias! Me ha convertido en una gran aficionada a este tipo de novelas, me aportan una experiencia distinta a la lectura “tradicional”, una combinación de trama y arte. O tantos ejemplos de cosas que ido posponiendo probar y luego he pensado “¡pero como he podido vivir tantos años sin esto!” Recuerda, no tienes que abandonar lo que te gusta, sólo estar abierta a otras posibilidades.

 

    1. Apúntate a eso que llevas tiempo deseando hacer. Todos tenemos en mente alguna cosa que nos encantaría probar, pero por miedo, pereza o inseguridad no nos atrevemos. A mi me pasó con un curso de jeroglíficos egipcios y con la danza del vientre. Al final me animé y no sólo me encantaron ambas cosas (de hecho sigo practicando danza del vientre) sino que ahora no dudo en apuntarme a cualquier tipo de curso que me apetezca. Eso cambia tu rutina, te descubre cosas sobre ti misma, te ayuda a conocer a más gente y te da energía. Así que anímate, ¿qué es lo tuyo? Baile, escritura, bricolaje, voluntariado, cocina, paracaidismo,…Hazte ese regalo, lo disfrutarás muchísimo.

 

  1. Haz pequeños cambios. Como ya he mencionado no necesitas un cambio radical para salir de la rutina, pequeños cambios también tiene un gran efecto, hacen que pienses y actúes de forma distinta a la habitual. Algunos ejemplos: cambiar de trayecto al ir a trabajar, desayunar algo distinto, hacer la compra en un supermercado nuevo, ir al cine los martes en lugar de los sábados (o los días que vayas). Lo que se te ocurra para pensar de forma distinta. Verás que al principio te cuesta, pero luego se irá despertando tu creatividad y disfrutarás mucho con esos pequeños cambios.

 

Como digo no es necesario hacer cambios radicales ni darle la vuelta a tu vida de la noche a la mañana. Pequeños cambios son suficientes para romper con tu rutina y disfrutar más de la vida. Además aumentará la confianza en ti misma y tu tolerancia a los cambios y estarás más abierta a oportunidades nuevas.
¿Qué me dices? ¿Por dónde vas a empezar?
email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 15 COMENTARIOS

Comments

  1. ME ENCANTA TUS ARTICULOS REALMENTE AYUDA A QUE SE MIRE LA VDA DESDE OTRA OPTICA, ME AGRADARIA RECIBIR ARTICULOS COMO ESTOS

    • Gracias Karmy. Sölo tienes que suscribirte a mi boletín para recibir artículos como este semanalmente en tu correo.

  2. me gustan mucho sus articulos señorita lo unico que no me gusta es que siempre estan dirigidos a solo mujeres bueno yo lo veo asi por “aburridA, desmotivadA…” aunque no es mucho problema pero aveces es un poco incomodo
    saludos!!!

  3. Concuerdo con José, algo que agregaría a todo lo que ha escrito, es no establecerse límites innecesarios.

    *Vida hay una, hay que cuidarla y disfrutarla*

    • Gracias por los comentarios. Sí, me enfoco en mujeres principalmente pero como me dicen muchos hombres, los contenidos son aplicables a todos : )

  4. Muy bueno, me gustaría cambiar un poco mi ritmo de vida porque es bastante monótono, de casa al trabajo (encima tengo el trabajo justo debajo de casa porque la vivienda la tengo justo encima del taller) del trabajo ha casa y otra vez al trabajo y luego a casa hasta el día siguiente, la verdad es bastante aburrido y no se como cambiar mi ritmo y l verde es que estoy un poco apagado. Muchas gracias.

    • José Miguel, empieza por anotar qué cosas te dan energía o te divierten y te hacen pasar un buen rato, para luego poder ir añadiéndolas a tu días a día. No dejes que la desidia te siga apagando!

    • Yo también me aburro mucho en el trabajo lo detesto pero tengo cierta edad y estoy fija y me da economía pero tengo ansiedad y angustia como.puedo ir con alegría no quiero dejarlo porque tengo buenas condiciones que puedo hacer

  5. hola; La mónotonia de la casa me tiene aburrida, por cierto no es lo que más me gusta quiero hacer algo que me llene ayudar a las personas sin casa. instalar un comedor de acogida, esos pequeños gestos de amor y buena voluntad , me hacen sentir mejor. creo y tengo fe fija en lo que deseo, tengo que motivarme yo porque en casa les gusta la rutina mi esposo me dice estate tranquila y eso me molesta, me gustan sus consejos, muchas gracias intentaré todo lo que me dice. Un abrazo desde aquí.

  6. Hola, muy buen artículo. No se ni como plantear esto. Siento que la rutina de mi vida no sólo me afecta a mi sino a toda mi familia. A pesar de que yo y mi esposo trabajamos duro para llevar adelante a nuestra familia, el tiempo compartido es escaso, sólo los fines de semana. La solvencia económica es limitada sólo alcanza para lo básico, alimentación, transporte, Educación y deudas. Por tanto no hay para centros vacacionales . Así que hacemos lo que podemos, turismo interno, idas al cine, parkes etc. Pero como el tiempo es tan poco, y donde vivimos no hay otros chicos o chicas de las edades de nuestras hijas siento que no se relacionan mucho con personas de su edad y sospechom esto les afecta un poco. Y las hace. más dependientes de aparatos electrónicos, y chatiar para relacionarse con amistades del colegio. Desearía poder quedarme con mis hijas para compartir y poder ayudarlas más, pero mi esposo no gana lo suficiente para que yo me quedé en casa. Y también me gustaría que el buscase otro empleo más cerca de casa y que le permita llegar más temprano o trabajar desde casa como algunas empresas hacen hoy en día. Y la verdad no sabemos cómo empezar a cambiar. Se que mi esposo y yo tenemos mucho a los cambios, pensando en el riesgo de afectar a nuestras hijas. Incluso mi esposo teme a. cambiar de empleo por su edad o porque sólo tiene un nivel técnico y le asusta tener que empezar de nuevo. Ambas hemos hablado al respecto, y queremos mejorar, pero encontramos el como empezar. Tu consejo sería de ayuda y espero sirva para parejas en similar situación.

    Gracias Mil,

    July

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*