Hace poco acabé de leer “Cómo encontrar un trabajo satisfactorio” de Roman Krznaric y tengo que decir que es el libro sobre buscar trabajo que más me ha gustado hasta la fecha, simplemente por la manera en que profundiza en nuestras motivaciones, miedos y asunciones.

>> Escucha este artículo aquí –>¿Buscas un trabajo que te llene?

 

Hay algo que menciona que me encanta y que se lo comento siempre a mis clientes. Estamos todos obsesionados con buscar un trabajo que nos llene, ¿verdad? Y se nos olvida que el trabajo es una parte de la vida, no toda tu vida. Como sugiere el autor, por qué no sustituirlo por buscar una vida que te llene, es decir, en lugar de acomodar tu vida a tu trabajo (teniendo poco tiempo libre para tus seres queridos o aficiones o para ti misma), acomodar tu trabajo a tu vida. De forma que tengas tiempo para dedicarlo a cosas que de verdad te importan. Eso no quiere decir que no puedas buscar un trabajo que te llene, sino que estés abierta a otras opciones que a lo mejor se adecuan más a lo que tú buscas en la vida.

 

Te pondré un ejemplo. Ya te he contado alguna vez el ejemplo del músico que decidió, en lugar de dedicarse profesionalmente a la música, buscarse un trabajo y tocar en su tiempo libre. ¿Por qué? Porque su trabajo le daba más dinero que el que le daría la música profesionalmente y porque él no quería transformarlo en una obligación. Esta persona tenía muy claras sus prioridades en la vida y, aunque su trabajo no le gustaba, estaba muy satisfecho con su vida y con la forma en que lo compaginaba todo.

 

Otro ejemplo lo pone el autor del libro. El poeta estadounidense Wallace Stevens, que trabajaba en una compañía de seguros y en su tiempo libre escribía versos. Era tal su talento que ganó un premio Pulitzer y le ofrecieron una cátedra en Harvard, donde podría haberse pasado la vida escribiendo; pero no la aceptó porque estaba satisfecho con su vida, no necesitaba que su pasión fuera su profesión.

 

Este es un tema muy personal, ¿de verdad necesitas un trabajo que te llene o más bien una vida que te llene? Aquí entran en juego tus preferencias, motivadores y tener en cuenta que cosas con las que disfrutas podrían transformarse en una pesadilla si te dedicaras a ellas profesionalmente. Por ejemplo, a mi me gusta mucho cocinar y en mi tiempo libre disfruto mucho probando nuevas recetas, pero tengo clarísimo que no querría dedicarme a ello profesionalmente. Es algo muy distinto. Sin embargo, también tengo muy claro que, a diferencia del músico y de Wallace Stevens, para mi es imprescindible que me apasione mi trabajo (con lo cual me estoy complicando la vida, claro está). La cuestión es que puede que para ti no, que tú tengas otras prioridades y preferencias y te estés devanando los sesos centrándote en la parte equivocada.

 

La cuestión entonces es que tienes que pensar primero en cómo quieres que sea tu vida y en qué lugar ocupa tu trabajo en ella, y entonces diseñar un trabajo que encaje. Suena utópico, ¿verdad? Pero no lo es tanto. En el siguiente artículo te hablaré de qué tienes que tener en cuenta para diseñar un trabajo que encaje con la vida que quieres. Por ahora ponte a pensar en lo que has leído. ¿De verdad necesitas un trabajo que te llene o más bien una vida que te llene? Y si necesitas las dos cosas, ¿cómo puedes conseguirlo?

Déjame tu comentario más abajo : )

Si Te Ha Gustado Este Artículo...

¡No te pierdas el próximo! Recíbelo directamente en tu correo junto con promociones especiales exclusivas para mis lectoras. Apúntate aquí.

privacy Respeto tu privacidad al 100%

email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 30 COMENTARIOS

Comments

  1. Hola.
    No se si tengo un trabajo que me llene claramente. En muchos aspectos no, pero intento que prevalezca lo positivo que hay en el. Me llena porque intento verlo como un paso más en mi conocimiento o relación con la tecnología que se desarrolla en este país. Hubiera preferido seguir como codirectora de un pequeño laboratorio de metrología, pero las circunstancias, me llevaron a pensar no solo en mi. Una de las cosas positivas es que me permite (de momento) hacer un horario continuado y consigo llegar a recoger a mis hijos al colegio, poder ocuparme de ellos y estar con ellos. La verdad, lo elegí yo porque no quería que me echaran del trabajo ya había vivido el paro anteriormente) y quería tener un horario “razonable” (algo dificil en este país). Hace seis años aprobé una oposición y ahora trabajo con examinadora de patentes en la OEPM. Claro que para poder lograr lo del horario tengo que empezar entre 7:30 y 8:00 h. Pero todo cuesta un esfuerzo. Por cierto soy doctora en CC Físicas. Un saludo. Beatriz

  2. Exacto Beatriz, todo cuesta un esfuerzo. Tu caso es un buen ejemplo de cómo hacer elecciones para compaginar prioridades, te felicito por ello.

  3. Hola Aida,
    Es uno de los artículos con los que me he sentido mas identificada. “Un trabajo que te llene, o una vida que te llene”, creo que ahí está la cuestión. En mi caso, mi trabajo de funcionaria no me llena en absoluto, pero me permite disponer de cierta estabilidad y de tiempo libre para poder dedicarme a otras cosas que sí me llenan, y con las que posiblemente no me ganaría la vida.

    Se trata de aprovechar las circunstancias en nuestro favor, en lugar de luchar inútilmente contra ellas.

    Felicidades por el artículo!

    • Gracias Ana. Me encanta tu frase final “Se trata de aprovechar las circunstancias en nuestro favor, en lugar de luchar inútilmente contra ellas.” Para tenerla presente siempre.

  4. Buenos días Aida, agradezco totalmente que escribas este artículo ya que es una de la “dudas existenciales” que te bombardean un día sí y otro también. Estoy de acuerdo contigo en que es un asunto muy personal, pero tras la experiencia por la que he pasado y sigo aún pasando, confío en que intentar hacer de tu pasión tu trabajo es algo positivo, siempre de un modo paulatino y experimentando poco a poco cuales son las sensaciones que aparecen. Recién he tomado la decisión de empezar a tomar contacto con esa parte de mi vida de la que siempre me arrepiento no haber comenzado antes, y es tal la ilusión que tengo en este momento por simplemente habermelo propuesto de un modo oficial (oficial = haberme matriculado en formarme en lo que me gustaría), que mi profesión actual queda en un plano paralelo y no principal… ya que para mí, al igual que para tí, es muy importante sentirme llena con lo que hago. También he de decir que la tesitura actual de mi profesión ha hecho que apueste por una de mis pasiones, quizá en otro momento diferente no lo hubiera hecho… es cuestión de saber dónde te encuentras, y qué tienes que perder y que ganar… al menos eso es lo que a mí me ha servido 🙂
    Este verano me puse en contacto contigo y al final no te respondí y aplacé la primera sesión por enfermedad… y me di cuenta de que necesitaba tiempo aún para meditar; pero agradezco desde el primer momento tu interés y que estuvieras ahí.
    Gracias por tus artículos… y gracias a las veces que he leido tus pasos profesionales te has convertido en mi ídolo jejeje.. solo puedo decir GRACIAS GRACIAS GRACIAS!!!

  5. Hola Ana, enhorabuena por haber dado ese paso “oficialmente”, es lo que más cuesta pero ya verás cómo lo disfrutas. Gracias a ti por ser mi lectora : )

  6. Hola Aida!!
    He de confesar que me muchas veces pienso que me lees el pensamiento… Tus artículos responden absolutamente a mis inquietudes. En este caso, el artículo ¿buscas un trabajo que te llene? ha hecho saltar en mi una alarma y hacer que ahora comience a plantearme las cosas de otra manera….
    Llevo bastante tiempo sintiendome insatisfecha, que ya no avanzo a nivel profesional. En la empresa donde estoy trabajando las posibilidades de cambiar de departamento o ascender son limitadas, por diversas circunstancias…. Y el área de crecimiento profesional que me ofrece la empresa ni me satisface ni me atrae. Estoy queriendo buscar algo nuevo pero estoy dudando de mis capacidades… A veces creo que soy capaz de todo, y en otras ocasiones siento justo lo contrario.
    Tu articulo de hoy me ha hecho pensar sobre mi situación real: Tengo 43 años y dos hijos pequeños, soy executive assistant en una importante multinacional, mi salario es relativamente justo (depende de con quien me compare), trabajo cerca de casa… y aunque tengo un horario demasiado extenso, también dispongo de cierta flexibilidad y beneficios sociales que en otras empresas no podría ni soñar.
    ¿Realmente quiero cambiar de trabajo? Seré feliz con el futuro que me plantea mi empresa, aunque gane mas dinero? Si decido cambiar a otra empresa, ya se que muchas veces, mas responsabilidad en otras compañias no suponen mayor salario.
    ¿Que es mejor, intentar dar un paso adelante con el riesgo de que me paguen menos aunque aumente mi categoria, o conformarme con lo que tengo ahora? Para mi el dinero es muy importante, y es uno de los factores que influyen en mis decisiones…
    Y si decido cambiar…¿que camino seguir? ¿El que me plantea mi empresa, que no me encanta pero me garantiza cierta mejora y estabilidad, o el que siento dentro de mi corazón insatisfecho??
    Ya ves que soy un mar de dudas…. Empezaré a reflexionar sobre lo que es mas importante para mi… Posiblemente la clave está en la actitud con que hagamos frente a estas tesituras.

    ¡Gracias por tu ayuda!

  7. me gusta la idea. Muy interesante Aida. En esas estoy yo. A mi me pasa como a ti, quiero que mi trabajo me guste, para mi es importante.
    Un abrazo

  8. Hola, saludos a todas y todos los lectores y a ti Aida por compartir este tipo de ideas:

    Yo creo que las personas que rondan arriba de los 45 años que están dentro de un trabajo estable aunque no los llene, deberían optar por el concepto “una vida que los llene” y estoy seguro que no sólo lo piensan así sino que en lo más íntimo de su ser lo sienten. Saben que a esas edades es mucho más difícil encontrar trabajo y a muchas las paraliza el miedo al éxito, a lo nuevo y a quedarse desprotegidas.
    Por otro lado a las personas menores de 30, les sería más fácil hacer de su pasión un trabajo por las razones contrarias al primer caso.

    En lo personal, no me gusta usar mucho la palabra pasión, ya que no define exactamente el requisito principal que se debería haber encontrado para sentir que no se está trabajando sino disfrutando y me refiero a la vocación o la misión de vida. O dicho de otra forma aquéllo para lo que uno vino al mundo. Sé que no es fácil lograr esto y a mi me llevó mucho tiempo, pero lo logré.

    Yo concuerdo contigo como escribes que para mi “es imprescindible que me apasione mi trabajo” y actualmente estoy en un proceso de no volver a aceptar ninguna tarea, trabajo o actividad que no tenga un mínimo de motivante o valor para mi vida. Tengo un trabajo que al principio me dio una falsa seguridad y felicidad, pero al pasar el tiempo y atravesar por las crisis existenciales que tarde o temprano llegan, me di cuenta que nada me ha ayudado a crecer ni profesionalmente ni personalmente. Por momentos es aburrido y siento que la mediocridad me asfixia.

    Así que gracias por el artículo y por la recomendación del Artículo, me suscribí a ti porque me parecen interesantes los artículos que escribes.

    Gracias y hasta pronto.

  9. Hola Aida, muchas gracias por enviarme este articulo. En realidad, me identifico con vos porque soy de las personas que necesito que me apasione lo que hago. Mi trabajo actual no me satisface como persona y tampoco me deja el tiempo suficiente para hacer las cosas que me gustan como yo quisiera. Ya se que no todo se puede en la vida, de hecho he logrado varias cosas desde que empece a trabajar desde hace años, el sueño de irme a vivir sola. El tema es que no deseo trabajar el resto de mi vida de algo que no me gusta. Me gustaria, por lo menos encontrar un trabajo de menos horas que me permitiera dedicarle mas tiempo a la musica durante la semana ya que el tiempo que me queda es escaso y vivo estresada. Desde ya muchas gracias y espero el proximo articulo con ansias. Saludos! Maria Elena

  10. Hola Aida muy interesante tu articulo, ya que hoy día es muy importante sentirnos bien,con las actividades que hacemos y entender que por supuesto podemos vivir plenos en el área económica si nos dedicamos a lo que nos gusta. Te lo digo por experiencia propia. Gracias por esta información tan importante.

  11. Ya quiero leerte la siguiente semana… justo estoy en una encrucijada… tengo un jefe fenomenal, me enseña, me reta, me llama la atención, me empuja… pero lo van a promover y eso va a cambiar en prioridades tendrá más areas a su cargo y no podra seguir de teacher conmigo. La empresa ya no me gusta y solo me quede con él por el aprendizaje… y hoy tenia la pregunta que haces en tu articulo que me llena?? ¡que quiero? ¡una vida o un trabajo que me llene?

    sigo buscando la respuesta!!!

  12. Hola Aida y a todas las lectoras;

    La verdad he estado pensando desde hace meses esto, y siendo sincera yo estaba estudiando actuacion hace unos años y me encanta, pero ahora que estoy como secretaria pienso ¿que es lo que de verdad disfrutaría? y la verdad disfruto la actuación pero es en tiempos y no me gustaria dedicarme o vivir de esto por siempre, es un hobby solamente que disfruto hacer cuando lo puedo y quiero, mientras de secretaria lo disfruto pero me gustaria dedicarme a algo más propio que conlleve calidad, y es lo que he estado pensando para el siguiente año. te agradesco estos temas que nos proporcionas nos hacen reflexionar y querernos superar día a día.

  13. buenas noches srta. aida
    me pasa eso exactamente mi pasión era la informática en cole salí uno de los mejores y aprendí mucho (mas en casa) me gustaba y tenia muchos planes a futuro
    decidí convertir mi pasión en una carrera pero tiempo después y por muchas razones mi pasión se fue perdiendo y actualmente ya dejo de gustarme tanto que me parece tedioso y muy aburrido nunca debí convertir mi pasión en una obligación ahora me doy cuenta
    dígame cree que aun yo tenga “solución” o como podría continuar

  14. Pues yo necesito pasión en mi vida y en mi trabajo y en este segundo ya no la tengo. Recibo mensajes de mi jefa los fines de semana y cada vez hay que hacer más cosas. Me paga bien pero es agotadora!!!. Con lo que en Junio he decidido que cuando finaliza mi contrato, me voy. Tengo miedo por mi edad( 40) años y por la situación. Pero prefiero encontrar algo en lo que gane menos y estar más tranquila y feliz ya que estoy totalmente cansada con lo que hago. Tengo el apoyo de amigos y familiares con lo que tomar la decisión es aún más facil pero si, no voy a negar que algo de miedo a no encontrar nada…hay!.
    Gracias Aida

  15. Hola Aida!
    He encontrado tu blog por casualidad mientras buscaba algo de inspiración para acabar con este trabajo que tengo y no me llena para nada, más bien me parece na cadena perpetua como tú mencionas en tu blog y además, me agobia, me “mata” básicamente.
    Yo, aunque no disponga de una vida llena de lujos en mi tiempo libre y demás, estoy contenta con ella. Supongo y creo que lo que me tenga que llegar, llegará (esto en cuanto a la pareja, otro tema), pero por lo demás, me entretengo y divierto bastante bien sola la mayor parte del tiempo. Siempre tengo cosas nuevas que hacer, ideas nuevas, creatividad en mente, y eso me encanta lo que me hace sentirme muy a gusto conmigo misma.

    Pero en la parte laboral ya no puedo decir lo mismo. Yo también pienso y creo firmemente que aunque la crisis esté azotando a mucha gente, yo no tengo por qué dejarme azotar por ella además de por toda la gente pesimista que hay predicándola precisamente (y mucha..).Las cosas van mal, sí, ya se sabe, pero no hay que encerronarse en eso según mi parecer. Hay gente a la que también le va, y muy bien, y ellos viven en el mismo país que los demás.

    A lo que iba, que me voy por las ramas con estos temas. De modo que me hallo en un momento en el que me cuestiono todo. No me llena para nada y además odio ir a trabajar (nunca me había pasado esto, siempre he ido de buena gana a mis anteriores trabajos). Tengo que decir que el que yo esté aquí hoy en este trabajo no ha sido por mi propia voluntad de cambiarlo por el anterior, si no más bien por las circunstancias (a una la despiden porque la crisis, y le sale otro trabajo que ya es mejor que nada, porque el pan y la hipoteca si dependen de mi misma y nadie más, hay que traerlos a casa).
    Por esto, me encuentro un poco sin salida y cogida en una situación difícil en la que no puedo permitirme dejar libremente este trabajo y ponerme a iniciar otro,debo hacerlo mientras este me dura, pues de otra manera no me lo podría permitir (a no ser que me toque la lotería!jeje).

    Andaba buscando consejo sobre cómo salir de esta o algo que me fuese de utilidad en mis pensamientos y acciones. Voy dando pasito a pasito haciendo lo que puedo para buscarme un trabajo que sea creativo y me llene, y sobre todo me de de comer. Pero parece que no avanzo nada :S

    Gracias por tu tiempo, y tus consejos por adelantado y perdona el tocho, pero es que tengo mucho de qué hablar jejejeje

    Un saludo 😉

    • Hola María,

      Muchas personas escriben en esa misma situación. La cuestión es que a veces parece que todo es blanco o negro, o sigo en este trabajo o lo dejo ya y entonces me quedo sin nada. Pero no tiene por qué ser así. Por ejemplo, puedes proponerte aclarar bien qué es lo que te gustaría hacer y empezar a dar pasitos hacia esa nueva meta mientras sigues trabajando, de forma que el trabajo sea un simple medio para llegar a donde tu quieres, aunque te lleve un tiempo relativamente largo. Mejor empezar poco a poco que quedarse parada e insatisfecha. Que investigues o empieces a hacer algo diferente no quiere decir que tengas que dejar tu trabajo inmediatamente y quedarte sin nada…

      Un saludo.

  16. Hola Aida,
    Te cuento mi situación, soy contadora publica, tengo 40 años, trabajo en una empresa estable, con un salario que me alana para ahorrar, sin embargo te cuento que no me llena, deseo mucho independizarme, pero no quiero hacerlo en mi profesión, me llama mucho la atención montar una guardería tengo una niña de 8 años, soy madre soltera y quiero compartir más tiempo con ella.

    Me encantaría mucho recibir tu conejo, ayúdame hace mucho rato estoy con esta indecisión.

  17. ola estaba buscando una opinión sobre mi empleo actual que es en el ayuntamiento de mi pueblo tengo un salario promedio buenos horarios no pago renta ni tengo gastos de ese tipo por que vivo con mis padres … pero estoy pensando y tengo ganas de irme a una ciudad mas grande ya me ofrecieron un trabajo ahí pero no se si debo aceptar o no que hago?

  18. Esto es ¡genial! No he leído algo como esto en mucho tiempo . Maravilloso hallar a alguien con algunas ideas nuevas sobre este tema. Este sitio web es algo que se necesita en la red , alguien con un poco de dominio. Un trabajo útil para traer algo nuevo a Internet. Gracias de todos lo que te leemos.

  19. Ciertamente mi trabajo actual no me llena pero he de reconocer q tiene buenos puntos q inclinaron la balanza para regresar a el, como el ambiente,la remuneracion, horario,estabilidad cosas q me faltaron en el otro empleo y q a pesar q era satisfactorio el aprender nuevas cosas y sentirme útil esto no compensaba q perdia gran tiempo de mi vida en el, soy joven y tambien tengo otras necesidades como tener familia,conocer gente,viajar etc por lo q hacer q mi vida gire entorno al trabajo no es mi idea de ideal de vida, sino mas bn esta deberia complementarse, pero esto no lo supe sino al realizar ese cambio y valorar las cosas q tenia y comprender q si yo quiero un cambio lo puedo lograr todo depende de mi.

  20. Hola Aida, muchas gracias por el artículo, muy interesante. Tengo una pregunta, qué ocurre cuando sí me gusta mi trabajo y lo que hago, pero no me agrada el ambiente ni el estilo de gestión, por su corrupción, etc., a tal punto que esto termina contaminando la motivación por el trabajo mismo. Agradezco tu respuesta. Un abrazo!

    • Hola Constanza, en esos casos es importante tener claro qué está en tus manos cambiar y mejorar. Y si no se puede, te toca buscar alternativas aunque a veces sean drásticas. Solo tú puedes evaluar hasta dónde puedes mejorar la situación y si te merece la pena seguir si no puedes cambar lo que no te gusta.Recuerda también que los cambios no tienen que ser inmediatos, dependerá de tus circunstancias, pero no es lo mismo estar de brazos cruzados que preparando una alternativa.

      Espero haberte ayudado. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*