Seguro que te has sentido así alguna vez. Acabas de empezar tu negocio y te cuesta mantenerte motivada porque todavía no tienes clientes o tienes muchos altibajos, se te está haciendo pesado y lento y empiezas a dudar…

Además a veces no te sientes a la altura todavía, te pone nerviosa  no estar segura al 100% de si tus clientes van a quedar satisfechos (o no).

Eso hace que pierdas el tiempo porque no sabes en qué centrarte y acabas sintiéndote peor todavía. ¿Te suena?

> Escucha el podcast de este artículo aquí –>Cómo mantener la motivación cuando no tienes resultados

 

Es completamente normal, especialmente cuando acabas de empezar o has hecho un cambio radical, pero que sea frecuente no quiere decir que sea fácil de llevar.

Entonces, ¿qué puedes hacer para mantener la motivación y seguir trabajando?

Porque ya sabes que las cosas no funcionan de la noche a la mañana, que hay que ser perseverante y trabajar aunque no te apetezca, aunque no estés motivada, aunque se te haga cuesta arriba y te sientas insegura…

 

Pero muchas veces cuesta mantenerse a pie de cañón,  así que te cuento que me ha funcionado a mi para ver si alguna de estás técnicas o pequeños trucos te ayuda a ti también. Apunta.

 

1. Esta cita…

A lo mejor ahora piensas que antes de lanzarte a hacer cualquier cosa tienes que estar motivada, que si no mejor ni intentarlo. Yo pensaba así al principio, que tenías que estar motivada para hacer algo y que si no estabas motivada es que algo fallaba. Y, aunque la verdad es que no me suele faltar motivación, sí que pensaba que era el prerequisito a cualquier cosa.

Pero la motivación no funciona así y esta cita de Zig Ziglar me ayudó en su momento a darme cuenta de suele ser una excusa para no empezar.

 

17582-frase-la-gente-suele-decir-que-la-motivacion-no-dura--bueno--zig-ziglar

La motivación no aparece por arte de magia y se queda para siempre. Si  estás esperando a que eso suceda para hacer algo, vas a esperar mucho tiempo. A veces estás muy motivada para empezar algo, sí (entonces aprovecha), pero muchas otras veces la motivación llega cuando te pones en marcha, cuando te ves capaz, cuando vas viendo pequeños logros.

Y a veces hay altibajos de motivación y entonces tu misma tienes que recordarte los motivos por los que decidiste hacer lo que haces. La motivación hay que trabajarla y muchas veces ignorarla. Así que si no estás motivada, empieza de todos modos y ya llegará, no te pases la vida pendiente de si estás motivada o no y ponte en marcha.

No te pases la vida pendiente de si estás motivada o no y ponte en marcha. Clic para tuitear

 

2. La carpeta “good girl”

Esto me lo recomendó una de mis primeras coaches,  Karyn Greenstreet.

Al iniciar mi negocio, cuando tenía altibajos de seguridad y me daba miedo no estar a la altura y que la gente pensara que era un fraude (¿a alguien le suenan esos síntomas? Ja, ja). Cuando yo misma pensaba que a lo mejor no podía ayudar, entonces ella me recomendó tener una carpeta donde guardar los correos de agradecimiento que me llegaran.

Por supuesto en ese momento yo dudaba que alguien me agradeciera algo nunca, pero los correos llegaron y cuando tenía un bajón los leía para recordarme que sí, que estaba ayudando.

Esto era en el 2010 (el primer mensaje lo recibí el 19 de febrero concretamente : ) y, a día de hoy, aunque ya no la necesito, todavía tengo la carpeta y sigo guardando algunos de los mensajes que me van enviando (¡muchas gracias, por cierto, me hacen mucha ilusión!). Me da seguridad saber que está ahí : )

Así que empieza hoy mismo y crea tu carpeta o recopilatorio para tus momentos de bajón.

 

3. Un descanso a tiempo

Cuando pierdo la ilusión, cuando me desespero, cuando empiezo a perder el tiempo de mala manera… Sé que ha llegado el momento de un descanso. Si puede ser ese mismo día.

Dejo de trabajar y hago algo diferente, dar un paseo, leer, cocinar. Cualquier actividad que te relaje, te guste y que… te va a hacer sentir culpable porque piensas que tendrías que estar trabajando.

Te lo recomiendo mucho porque sienta fenomenal, así dejas que las ideas fluyan y la motivación vuelva. Y te lo confirmo, al principio te costará porque te sentirás MUY culpable. A mi me costó un tiempo hacerlo con tranquilidad y es que, seamos sinceras, si te quedas “trabajando” en realidad vas a estar sentada sin hacer nada, vagueando o mirando Internet. Sabes de sobra que no estás de humor para hacer nada importante, así que levántate y sal. Oblígate si hace falta, son tus deberes.

Al final verás como no solo no has perdido el tiempo sino que lo has ganado, porque estás más relajada, contenta y eres más productiva. No falla, así que oblígate a ello en vez de seguir mirando cosas al azar en internet y llegará el día en el que será automático, una herramienta más para mejorar tu productividad y motivación y dejarás de sentirte culpable.

 

4. Deja de leer libros de negocios, newsletters…

Mira que me cuesta porque me encanta leer, aprender y estar al día, pero a veces lo que de verdad necesitas es desconexión, es un rato para pensar y hoy en día puede ser difícil encontrar ese espacio, ¿verdad? Porque hay muchísima información y mucha es muy buena y si eres como yo y te encanta aprender pues apaga y vámonos.

Cuando pierdas el norte, cuando sientas que has perdido motivación o ilusión desconecta del mundo y céntrate en lo que tú quieres, deja fluir tu creatividad para reconectar contigo misma. Es fundamental.

 

5. Trabajar

A veces lo que viene bien es justo lo contrario, volver a ponerte las pilas, a tu lista de objetivos y al trabajo para recuperar la motivación y la energía.

A mi me encanta lo que hago y volver a ponerme manos a la obra logra que recupere la motivación y vuelva a estar como siempre. Eso sí, teniendo delante la visión de lo que quiero lograr, ya sabes que yo planifico lo que hago por trimestres y me pongo objetivos anuales y mensuales para estar muy centrada y saber dónde enfocar mis esfuerzos y te recomiendo que tú también lo hagas.

 

Espero que alguna de estas recomendaciones te ayude  a seguir adelante, ya sabes que el que consigue resultados es el que hace lo que tiene que hacer. Así de simple, que no fácil… Como siempre digo, nadie dijo que fuera fácil.

Cuéntame qué usas tú para mantenerte motivada cuando te da un bajón. Entre todos podemos dar muchas ideas : )

email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 9 COMENTARIOS

Comments

  1. Hola Aida.
    Hace poco llegué a tu página web y me ha servido muchísimo porque leo en ti esos consejos que quisiera recibir de alguien que entiende lo que es ser mujer y emprendedora o trabajadora, al tiempo.
    El punto 3 me gustó mucho en especial porque no había sido consciente en que si no estoy motivada, no tengo ganas, lo menos que debería hacer es obligarme a funcionar cuando no quiero y no voy a rendir. Desconectarse es un sabio consejo y en eso, el punto 3 y el 4 tienen mucho en común; a veces tanta información en vez de servir para algo tiende a confundir más, por lo que enfocarse en las propias ideas y deseos es mejor. A esto yo le agregaría desconectarse de esas personas de las que sabemos que no vamos a obtener motivación y que, por el contrario, nos van a terminar confundiendo también. Cada una sabe de quién o quiénes se trata, así que a creer en nosotras mismas y en nuestros sueños.
    ¡Muchas gracias, Aida!

    • Hola Melissa, muchas gracias por tu comentario y por leerme : )

      Totalmente de acuerdo, aunque a veces es difícil hay que rodearse de personas que te motiven, que te apoyen y no te hundan en la miseria o te hagan dudar más hasta que somos lo suficientemente fuertes y creemos tanto en lo que hacemos que ya no afecta tanto.

      Un abrazo.

  2. Yo suelo ser o estar multiapasionada, me he aceptado asi y me va muy bien ahora, teniendo a manos mas claros de que van los hobies y asi suelo recargar. Conocerme mas y mejor sin muchos pre-juicios o tabues me ha dado la libertad de escoger con que me siento mejor, alterno musica, yoga, crochet, ilustrar, dibujar, desarrollo y crecimiento personal, aprendiendo a aprender, desaprender y volver a prender mas y mejor. Acabo de descubrir los vision board y en eso estoy ahora, viendo como me ayudan a materializar mis imposibles.

  3. Aída:

    Mil gracias por tus aportes, importante tener en cuenta que en los momentos más importantes de nuestra vida tomamos la decisión de que nos lleva a nuestra meta y sueño deseado, una lo que más desea es aprender y aprender, practicar y practicar, definitivamente la práctica hace al maestro, situaciones que no contemplamos de pronto aparecen de nuestra situación actual a la situación deseada, el camino a recorrer entre A y C, es B, donde seguramente tendré que hacer un alto en el camino para saber cómo voy, qué recursos me hacen falta para llegar a C, en fin todos aquellos pasos que me permitirán cumplir con mi meta o metas, de mí, todo el compromiso, disciplina, entrega, responsabilidad, el sacrificar cosas para lograr llegar a C, estoy en B, no he encontrado obstáculos por lo mismo que te cuento que estoy muy comprometida con la maestría esto es lo que anhelo para mi vida, es mi amor y pasión. En este punto B estoy vivenciando y visualizando mi camino como Coach para llegar a C, te agradezco el apoyo y acompañamiento que me puedas brindar desde tu vida profesional y de liderazgo, mil y mil gracias.

  4. Hola Aida¡
    Me quedo con “quién consigue resultados es quién hace lo que tiene que hacer”, es contundente.
    A veces metidas en tantas ideas se nos olvida ´ponernos en marcha”.
    Saludos,

  5. Seguir aprendiendo constantemente y esto significa: Conocer lo que desconozco y así vas perdiendo el miedo a muchas cosas.. y eso es mi motor de motivación , me hace sentir la mejor cada día..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*