¿Te consideras una persona con poca voluntad, que posterga las cosas y nunca acaba lo que empieza?

>> Escucha este artículo aquí –> Por qué nunca acabas lo que empiezas

 

Mucha gente me escribe comentándome que no son perseverantes, que no acaban lo que empiezan, que lo postergan todo o que no tienen voluntad.

Y hace poco vi un vídeo de una de mis mentoras, Marie Forleo, que es perfecto para esta situación y te lo resumo aquí junto con mi opinión y experiencia personal.

 

Terminar las cosas es simple y llanamente un hábito, una costumbre. Es como lavarse los dientes. Si no te los lavas nunca te da una pereza terrible, ¿verdad? Pero si te acostumbras a hacerlo, te pasa lo contrario, te los tienes que lavar ¡o sufres! Y de hecho no tienes ni que pensarlo.

Pues esto es lo mismo, si no acabas lo que empiezas es simplemente porque no estás acostumbrada y es cuestión de crear ese hábito.

 

¿Cómo creas el hábito? Aquí es donde Marie Forleo recomienda cuatro cosas:

 

1. Deja de pensar que tienes que disfrutar del proceso en todo momento.

Este consejo es magnífico. Como ya comenté en un artículo anterior, parece que cuando haces algo que te gusta tienes que estar disfrutando todo el tiempo y si no, es que algo va mal y ¡no es así!

Incluso aunque disfrutes la mayor parte del tiempo (que puede no ser el caso tampoco), hacer cosas es difícil y duro. Por ejemplo, por mucho que te guste escribir, escribir un libro es muy duro; o preparar una comida para 25 personas si eres chef, o escribir un blog y ser constante, u organizar una exposición de fotos. Siempre hay partes duras y partes que te gustan menos (o nada). Todo cuesta y no todo es siempre diversión, hay que ser consciente de eso.

Apúntate esto, la diferencia entre un aficionado y un profesional es que el profesional acaba las cosas cueste lo que cueste (pincha aquí para tuitear esto).

Así que tenlo en cuenta porque estamos hablando de tu profesión, tu eres una profesional y las profesionales de éxito acaban lo que empiezan, aunque sea duro. Eso sí, para diferenciar esto del autosabotaje de obligarte acabar las cosas lee este artículo, porque no es lo mismo acabar lo que es importante, que perder el tiempo porque no eres capaz de dejar algo inacabado (como cuando te empeñas en conseguirle a tu hijo un muñeco de la feria y estás a punto de gastarte todo lo habido y por haber por explotar los globos con los dardos; por suerte ya sabía como controlarme aunque me costó irme sin el muñeco, ja,ja)

 

2. Empieza por las cosas pequeñas.

¿Cómo te las arreglas con las pequeñas tareas del día a día? Por ejemplo, leer y responder emails, publicar en las redes sociales (si lo haces), contestar a clientes, etc.

¿Acabas lo que empiezas o tienes un batiburrillo de cosas a medias? Es decir, ¿tu problema de no acabar lo que empiezas se extiende también a las pequeñas actividades del día a día? Esto es muy importante porque los grandes proyectos están formados por pequeñas tareas y si no eres capaz de acabar pequeñas cosas tampoco lo harás con las grandes. Hay un dicho inglés perfecto para esto: “The way you do anything is the way you do everything” (algo así como “como haces una cosa es como lo haces todo”)

Así que a partir de ahora cuando estés contestando un email, por ejemplo, no pases a otro y lo dejes a medias. Empieza y acaba uno a uno. O si te pones a pagar facturas, no dejes algunas para luego, acaba lo que empieces. Una vez que empieces a controlar las pequeñas cosas, las grandes se cuidarán ellas solas, ya lo verás.

 

3. Que no sea opcional.

La cosa está clara, cuando no te queda más opción que hacer algo, lo haces. Te cueste más o menos, te guste más o menos. Si mañana tienes que entregar un informe o si no te echan, mañana lo tienes listo, da igual lo largo que sea. Si tienes que renovar el pasaporte este mes, lo renuevas. Cuando no te queda otra acabas las cosas. Y aquí es donde Marie añade algo especialmente interesante (en mi opinión): la razón por la que no acabamos las cosas es porque nos damos opciones para no hacerlo, porque valoramos más las promesas que hacemos a los demás que las que nos hacemos a nosotros mismas. Como dice ella: “Si quieres ser responsable, mantén las promesas que le haces a los demás. Si quieres tener éxito mantén las promesas que te haces a ti mismo.”

 

Una última recomendación, el régimen o dieta de proyectos. Si eres una persona activa o emprendedora seguro que enseguida te apuntas a todo proyecto que te parezca interesante, pero si luego no acabas ni la mitad estás perdiendo tiempo y energía. Así que  a partir de ahora, como le decía a una clienta hace poco, a subirse al tren del no o,como dice Marie en su vídeo, a hacer dieta de proyectos. Escoge uno y hasta que no lo acabes no cojas otro. Nada de llenarte el plato con mil cosas para , al final, no acabar ninguna…

 

Acostúmbrate a acabar una cosa antes de empezar otra y adelantarás más. Y ya sé lo que estás pensando:” Sí, claro, tu no tienes ni idea de la cantidad de cosas que tengo que hacer para ayer, imposible hacer solo una”. Error. Si sigues haciéndolo todo a la vez no acabarás nada. Escoge una, las más importante en este momento, acábala y empieza otra. Pruébalo, no pierdes nada y puede que te cambie la forma de hacer las cosas.

 

Así que dime, ¿cuál de estas cuatro estrategias te parece más interesante o te vas a animar a probar? Gracias por tu comentario y por compartir el artículo : )

 

email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 43 COMENTARIOS

Comments

  1. Hola Aida,
    Gracias por esta informacion. Es muy interesante y lo aprecio mucho. Creo que empezare por fijarme en las cosas pequenas y simples que hago. Voy a observar esto esta semana y despues te comento.
    Que tengas una hermosa semana.-
    Norma

  2. Gracias a ti Norma, Norma. Esa es la actitud, ir haciendo experimentos y pruebas hasta dar con lo que funcione : )

  3. Muy interesante el artículo. A veces me cuesta acabar lo que empiezo porque me influyen factores externos y mi estado de ánimo decae. Pero cuando me lo tomo como si fuera mi trabajo entonces no me para nadie. Igualmente tomo nota 😉 saludos!

    • Buena puntualización, María del Mar, lo de tomártelo como trabajo, a eso me refiero con comprometerte contigo misma igual que te comprometes con los demás o con tu trabajo.

  4. Excelente articulo. Gracias Aida por compartir estos puntos claves; serán de gran ayuda para mi. Muchas, muchas….. GRACIAS.

  5. Me encanto el artículo, sobre todo porque tengo muchas cosas pendientes por terminar y siempre las dejo para luego, y el dia a dia me absorbe, voy aplicar la estrategia empieza por las cosas pequeñas, comenzare hoy mismo.

    Gracias! Aida

    Feliz dia

  6. La postergación

    La postergación es el hábito de dejar la ejecución de ciertas actividades para después.

    La principal razón de dejar las cosas para después es porque a veces las cosas prioritarias no son gratas, son agobiantes o no sabe uno por donde empezar.

    También es frecuente que se prefiera postergar las actividades hasta cerca del tiempo límite que se tiene para terminarlas, porque la presión para realizarlas produce cierta energía que nos activa.

    Siempre que sea posible, es conveniente dejar que alguien más se haga cargo de realizar una tarea, delegando su ejecución de manera total o parcial, mejor que postergarla.

    Programación de actividades

    No lo dude, clarificar objetivos y prioridades, mejora la capacidad de administrar el tiempo.

    Programar las actividades que se deben realizar es determinar qué debe de llevarse a cabo, cómo, quién, con qué, y en donde deben efectuarse.

    Por tanto, programar el uso eficiente del tiempo es poner en práctica los siguientes pasos:
    Clarificar objetivos.
    Definir las actividades prioritarias.
    Enumerar todas las actividades del día, refiriéndose al valor de la actividad y por otro lado a la urgencia con que debe realizarse.
    Evaluar las actividades que parezcan urgentes.
    Cuestionar las actividades que alteren el plan diario.
    Desarrollar el hábito de atender las actividades más importantes, las de mayor valor.
    Alberto Aguelo Monreal
    Ingeniero Industrial
    Un abrazo para todos desde Madrid

  7. Maravilloso artículo. Gracias por recordarme estos datos Aída, incluso a nosotras a veces se nos olvida hacer “dietas de proyectos”!

    Un abrazo
    Raquel Pérez

  8. Es lo que estoy tratando de hacer. Tengo dos proyectos que me gustan mucho y pienso que ambos podrían funcionar, pero de momento debo decidir por uno y probarlo y saber si efectivamente funciona.
    Aunque eso no significa que, con el tiempo, no haga algo respecto a mi segundo proyecto…

  9. Elegir una de las 4?? Vamos mal…pero si soy un claro ejemplo de las 4!!! La idea de acabar las pequeñas tareas me parece tan básica como titánica, así que creo que empezaré por ahí.Así me doy algo más de tiempo para elegir de toooodas las cosas que tengo en mente hacia cuál me focalizo. Complicado, como todas las cosas que valen la pena. Gracias Aida!!!! (y gracias Marie)

  10. últimamente, me encuentro perezosa, sin ganas de hacer nada, cuando voy a la oficina, 1 o 2 veces por semana, tengo la intención de hacer muchas cosas, como prepararme mas, pero llego a mi casa con mi familia y toda esa energía se va!….y comienzo a perder el tiempo, viendo televisión, durmiendo, es como que si nada me motivara!…ayuda por favor hace tiempo era tan diferente, con ganas de hacer muchas cosas, pero ahora no me conozco….
    Tu pagina y tus concejos son muy buenos, afortunadamente existe!

    • Me pasa exactamente lo mismo, hasta parece que describiste mi día…. Estoy en las mismas, siempre he tenido este problema de no terminar lo que empiezo (no en todo claro) pero yo he sido siempre una persona con iniciativa, con ganas de hacer cosas y que en muchas ocasiones logro sintiendo gran satisfacción, pero la satisfacción se me da más por saber que terminé y no lo dejé como otras cosas.

      Estoy en la oficina y quiero salirme para hacer mil proyectos, pero salgo y todas esas ganas se me van..

      Pienso que los consejos que dieron aquí son buenos, intentaré empezar con el de terminar las pequeñas cosas.

      Un saludo y un abrazo desde México

  11. Soy una persona aficionada a la productividad personal y esto es una de las cosas que más me cuesta, supongo que por mi forma de ser emprendedora, tal como comentas en el artículo. Buen trabajo 🙂

    • Gracias, Jordi. La productividad es la asignatura pendiente de muchos y uno siempre está en continuo aprendizaje y desarrollo. Te recomiendo mucho el libro “Time warrior” de Steve Chandler (me parece que no está en español por ahora).

  12. Fantástico artículo Aida, me ha encantado.
    Y sí, Marie Forleo es buenísima, la sigo desde que la mencionaste una vez en tu programa. 🙂

    Una de las cosas más valiosas del artículo, y creo que la que me ha causado importantes mejoras a nivel personal, es la de empezar a acabar incluso LAS PEQUEÑAS COSAS. Es decir, si abro el correo, termino de contestar TODOS los mails que quedan pendientes, no lo dejo para luego. O si empiezo a escribir un post en formato borrador, lo termino antes de pasar a otra cosa.

    Por supuesto, también es importante pensar que no tenemos por qué disfrutar de TOOODO el proceso, para reducir las excusas que nos damos a nosotros mismos.

    Ah, una cosa, te cité en mi último artículo, con la frase que te he oído muchas veces de “si algo te provoca resistencias, entonces es muy importante que lo acabes” 😉

    Un abrazo y hasta pronto.

    Amparo.

  13. Muy interesante articulo, felicitaciones y con muchas ganas tratare de emprender cada consejo porque creo que es tal como lo mencionas. Saludos!

  14. Bueno me gusto mucho esta publicación es verdad que cuando convertimos algo en un hábito después lo hacemos con frecuencia y hasta nos hace falta cuando no lo hacemos, actualmente estoy pasando por una etapa que no se como la llamaría si maduración o reflexión, pero esta etapa me ha llevado a volverme un poco más solo, más flojo a tal punto que me vuelvo sudoroso estando en un conglomerado de personas, he visto como ha estado afectando mi parte laboral ya que me cuesta un poco terminar las cosas que comienzo o simplemente las veo con poco interés y eso me preocupa, de hecho estoy viendo a un terapeuta producto del proceso que estoy viviendo y hasta ahora me ayudado mucho mostrandome diferentes puntos de vista de las cosas que he comentado con ella. Haré lo posible por condicionar mi vida de manera diferente por que de verdad siento que es necesario evolucionar en todos estos aspectos, sobre todo los profesionales. Gracias saludos.

  15. Buenisimo tu post, lo voy a poner en practica.
    Sabes que aprovechar las vacaciones y lo primero que pensé fue en realizar varias actividades a la vez para mantenerme ocupado. Con gusto comenze cada una pero de repente se me fueron las ganas de terminarlas.
    Agradezco haberte leído jajaja
    Un abrazo 🙂 !

  16. Lxs adoro, muchísimas gracias por este artículo, refleja exactamente lo que me pasa y creo que gracias a artículos como éste voy a salvarme de cometer errores como llevar a cabo grandes planes que se me ocurrieron, cuando en realidad no puedo terminar nada de lo que me prometo, así que voy a empezar por eso, una cosa a la vez. Gracias.

  17. Hola me encantó este artículo me es de gran ayuda, he estado viviendo muy deprimida porque postergar las cosas me han hecho perder muchas oportunidades de vida, es como dejar pasar la vida entre los dedos… No he podido terminar mi licenciatura, me salgo de los empleos, he descuidado mi físico y he sentido el mundo sobre mis hombros, el articulo fue corto y fácil… Y necesito este cambio si quiero ser feliz… Gracias por tocar estos temas… Pues realmente me siento muy frustrada… Pero ahora veo que hay que empezar poco a poco… Gracias enormes por el articulo me siento motivada a cambiar mi vida y cumplir mis sueños sin poner pretextos… Gracias!.

  18. Muy acertado, me cae todo, lo de creer que porque algo me gusta debe ser placentero todo el tiempo, especialmente lo de darme escusas para abandonar una vez llego al “trancón” que no disfruto haciendo. En cuanto a eso y el consejo de no perder el tiempo “rompiendo globos para ganar el muñeco”, la verdad me es difícil distinguir una cosa de otra pues mis proyectos son medio utópicos y no tengo certeza de si van a rendir los frutos esperados, así que como saber que es importante y que no?… suena muy bien lo de la dieta de proyectos.

    Entre aquí porque me daba cuenta que hay proyectos que uno subestima (algo relacionado con lo de creer que debe ser placentero) el esfuerzo que le va a tomar alguna tarea involucrada, mas que nada por falta de experiencia, el caso es que al llegar a ese punto, la dificultad supera cualquier recurso y finalmente terminas abandonando.

    No creo que sea falta de voluntad de hecho estoy desesperado por ver algún proyecto terminado, así que lo que hago ( y peco contra la “dieta de proyectos”) es embarcarme en otros proyectos para darle solución al trancón. Por ejemplo ahora estoy en el proyecto de hacer un robot equilibrista, pero el primer paso que creí ingenuamente que es hacer un modelo matemático de mi robot, bueno sobre pasa mi conocimiento, pues sé como debería hacerse, pero en la práctica no se como se hace, entonces me embarco en otro proyecto que es aprender como se logra este objetivo y bueno así se va ramificando en una miriada de proyectos anidados que finalmente no tengo la voluntad para acabar.

    • Muy interesante Edgar y sobre eso tengo planeado un artículo. Para cada proyecto te recomiendo de antemano tener claro los pasos que necesitas para llevarlo a cabo y el tiempo aproximado que llevará, para que te hagas una idea ya antes de empezar y gestiones bien tus esfuerzos y energía. Si sabes (más o menos) a lo que te enfrentas, serás más realista y te costará menos seguir. Saludos.

  19. Que buen articulo!
    Hace tiempo andaba buscado algo asi, que le diera al grano y contara las cosas mas directas. La mayoria de los textos que he leido sobre el tema apuntan hacia el hecho de que, si amamos hacer algo lo tendriamos que hacer sin mayores problemas y con gusto.
    En mi caso soy de las personas que no sabe decir que no y cuando lo hago me siento pesimo, a veces me creo una superheroina haciendo mil cosas y sacando horas de donde no las tengo lo que me provoca que no termina nunca nada. Tengo muchos proyectos a medias y me cuesta darles la prioridad a cada uno segun la importancia que tengan en mi metas.
    En este momento estoy terminando la universidad pero ademas estoy escribiendo una novela, pintando un cuadro al oleo (Llevo 4 años en eso pero ya me queda poco), participando en proyectos de emprendimiento, ademas de ocasionalmente hacer tortas decoradas, trabajar en eventos, aprendiendo Francés, entre otras de las muchas cosas que hago sin contar los eventos sociales y familiares a los que voy. Es mucho y me agota. Por eso me encanto el consejo de la “Dieta de Proyectos” lo voy a implementar y comenzar a terminar cada proyecto antes de embarcarme en el siguiente.
    Saludos

    • Gracias, Jocelyn! Me alegro de que te ayude, qué interesante y activa tu vida, me encanta. Definitivamente la dieta de proyectos te ayudará, ya nos contarás. Un saludo y bienvenida.

  20. Hola… Que buen articulo yo en lo personal no termino casi nada de lo que empiezo, al principio me emociona mucho y al final por una razón o por otra termino dejándolo… Eso me preocupa

  21. Siempre inicio muchas cosas y no las termino, me ha ayudado mucho tu artículo, voy a ponerlo en practica, ¡un abrazo!

  22. Aida! buena tarde.

    Gracias por tu información, empecé con escribir algunas de tus frases para darme motivación y acabar lo que he empezado….
    Esto será largo jajjja …
    Un abrazo!

  23. Hola Aida. Es la primera vez que tengo contacto contigo y me ha encantado tu articulo.
    Verás hace una temporada que estoy pasando una crisis de identidad. No tengo problemas para finalizar mis cosas en la vida cotidiana ni en el trabajo. Pero soy muy aficionada a realizar objetos de bisuteria. Las cosas sencillas si las acabo pero ahora me estoy planteando hacer cosas un poco más elaboradas y me cuesta mucho terminarlas. De hecho algunas cuando están acabadas y rematadas se rompen, por lo cual me planteo que a lo mejor no es el camino que debo seguir. Que me aconsejas? Gracias por tu atención. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*