19 Claves IMPRESCINDIBLES para Que Tu Negocio

 

¿Llevas tiempo preguntándote qué hacer para que tu negocio de coaching, consultoría, etc pase al siguiente nivel y te encuentras dando círculos sin saber qué hacer?

 

Tanto si quieres que tu negocio pase de idea a realidad, como si quieres dejar la fase de supervivencia y llegar a la de estabilidad, estas son algunas cosas que considero imprescindibles para que puedas lograrlo.

Léelas todas, elige una, la que más necesites ahora, y ponte en marcha.

 

1. Tomarte en serio a ti misma

Es imposible que tu negocio pase de nivel (o que funcione) si tú misma no tomas en serio lo que haces. Y es increíble la cantidad de gente que lleva su negocio como una afición o simplemente muy poco profesionalmente. Es imprescindible ser profesional, las clientas de mi programa de mentoría lo saben, siempre insisto en eso: tienes que ser profesional.

Da igual lo que hagas y donde lo hagas. Tu trabajo es tu trabajo, es profesional, se cobra, requiere unos horarios de trabajo (aunque los determines tú y no sean los convencionales) y que tú misma respetes eso. Porque si tú no te tomas en serio y no respetas lo que haces nadie lo va a hacer por ti. Quiero que pienses una cosas, ¿qué harías si fueras la experta número uno en tu tema, la profesional mejor pagada? Pues hazlo, ese es el tipo de profesionalidad que necesitas.

Y para ello uno de los ejercicios que les doy a mis clientas en el programa es crear su “política de empresa”. Las normas y reglas que se cumplen sí o sí en tu negocio y que te evitarán muchas dudas y pequeños disgustos. Si te ayuda puedes descargarte el ejercicio aquí.

Descarga AQUÍ tu Política de Empresa

Dime dónde te la envío para que te pongas a ello ya mismo.

privacy Respeto tu privacidad al 100%

 

2.  Revisar en qué estas siendo tacaña

Esto nos pasa a todas y, además, en cualquier ámbito. Te puedes gastar mucho dinero en una cosa y ser incapaz de invertir una cuarta parte en otra. Personas que llevan ropa interior de lujo y camisetas gastadas o con pequeños agujeros. O viceversa. O gastarte mucho en comer fuera y no poder contratar a alguien que te ayude en casa…

Lo mismo sucede con tu negocio. A lo mejor te has gastado mucho en una web bonita y eres incapaz de pagar a una asistente que te libere de trabajo. O mucho en formación y nada en marketing. O en fotos y maquetación de vídeos pero no en coaches o mentoras. Si quieres pasar de nivel tienes que tener clarísimo qué necesitas exactamente para lograrlo y, si es necesario, invertir en ello.

Seguro que estás siendo tacaña en algo. Quizá sepas que necesitas alguien que te ayude pero no te quieres gastar el dinero en eso, quizá sepas que necesitas un determinado software pero es que vale dinero…

Decide, ¿quieres pasar de nivel? Pues deja de racanear con tu negocio.

 

3. Estar dispuesta a arriesgarte

Tanto si quieres pasar de nivel como si quieres empezar es imprescindible querer arriesgarte. Porque haciendo lo que haces siempre no vas a obtener resultados distintos. Es momento de arriesgar, de probar cosas nuevas, de experimentar qué funciona mejor. Siempre les digo a mis clientes que piensen que están haciendo un experimento, un experimento clave para saber qué hacer después. Puede que funcione o puede que no, así son los experimentos pero hay que hacerlos.

¿Que quieres cubrirte las espaldas? Contrata a alguien con experiencia que te diga cómo hacerlo y, aun así, estate abierta a probar ya que habrá cosas que no funcionarán. Es la ley del negocio, hay cosas que funcionan y cosas que no. Programas que vendes como churros y programas que no, pero si quieres saltar tienes que atreverte.

 

4. Abandonar tu vaca sagrada (lo que ya no funciona)

Este es uno de mis puntos débiles, no aferrarte a cosas que ya no te aportan lo mismo o no funcionan tan bien. Y es que como bien dice Shawn Driscoll, una gran coach, tu negocio actual es un reflejo de lo que eras, no de lo que eres.

Y cuando sientes que es hora de cambiar, de ampliar, de conseguir más, hay cosas que no caben en tu maleta. Pero te cuesta dejarlas, porque llevas mucho tiempo, porque les has dedicado mucho esfuerzo, porque les tienes cariño o porque eran muy importantes para ti y te cuesta admitir que ahora no lo son. Te cuesta despegarte. Son tus vacas sagradas y hasta que no liberes ese espacio no dejaras que lo nuevo fluya.

Es algo muy importante, así que sé sincera, ¿a qué te aferras que ya no tiene sentido (por cualquiera de las causas mencionadas antes)? Y sí, puede ser simplemente que ya no te llene aunque vaya bien, no solo que económicamente no sea viable.

 

5. Diseñar TÚ tu negocio

Esto es lo primero que suelo trabajar en mis programas porque no tiene sentido dedicarle tiempo, dinero, esfuerzo e ilusión a algo que no has creado tú. Eres tú la que tiene que crear y diseñar tu negocio a tu medida, haciendo lo que te gusta.

No esperes a que las cosas se creen solas o te lleven al azar a cualquier sitio. Tomate el tiempo de diseñar cómo quieres que sea, con todo detalle, para asegurarte de que haces lo que realmente quieres hacer. Y no solo cuando empiezas sino cada cierto tiempo, que no llegue el día en el que te des cuenta que has estado trabajando en algo que ya no te llena o que nunca te ha ilusionado de verdad.

19 claves imprescindibles para que tu negocio de coaching o consultoría pase al siguiente nivel Clic para tuitear

 

6. No copiar

Una cosa es inspirarte si algún modelo de negocio te gusta (y aprender de esa persona) y otra copiar sin ton ni son. Por desgracia algo muy extendido, que veo que a esta le va bien (o eso creo) un lanzamiento, copio título, estructura y hasta contenido; que me parece estupenda una carta de ventas pues la copio y ya está. NO.

Personalmente me han copiado párrafos enteros, cartas de venta, estructuras de lanzamiento, títulos y he visto copias mucho peores por ahí. Lamentable. Copiar aparte de ser ilegal te diluye, te convierte en una copia de otra y, recuerda, lo que quieres es ser tú misma. No lo olvides. Me encantaría decirte que si copias todo te irá mal a partir de ahora, ja,ja, pero no.

Por desgracia, hay mucha gente a la que le va bien y que va por ahí copiando cosas. Como uno de mis valores es la honestidad, para mi es un factor clave e imprescindible, no copiar.

 

7. Aprender primero

Esto es algo importante, para dar ese salto y pasar de nivel (ya sea de cero a sobrevivir o de sobrevivir a la estabilidad o incluso más allá) vas a tener que aprender muchas cosas. Intentar hacerlo todo sin aprender no te lleva a ninguna parte (y espero que la opción de copiar la hayas descartado o nunca considerado, claro), perderás mucho tiempo intentando averiguar cosas o probar sin estrategia ni conocimiento.

Así que decide qué necesitas aprender ahora mismo y céntrate en eso. Desde hacer lanzamientos, aumentar tu lista de suscriptores, cerrar ventas, escribir cartas de ventas, mejorar tus habilidades como profesional, lo que necesites justo ahora para pasar de nivel. Cuando acabes con eso pasas a otra cosa. Así te centras y eres más productiva.

Esto nos lleva al siguiente punto.

 

8. Tener claro qué necesitas en este momento.

Parece algo obvio pero a veces no te das ni cuenta de que, en realidad, no sabes qué necesitas. Párate a pensar ¿qué haría que mi negocio pasara al siguiente nivel? Una sola cosa. Aunque haya más de una piensa en la más importante. Por ejemplo: cerrar más ventas, atraer más clientes, tener más tiempo para crear nuevos servicios (hora de delegar…), aprender a subir precios. Lo que sea.

El primer paso para cualquier avance es CLARIDAD, saber exactamente qué necesitas.

 

9. Buscar ayuda/consejo

A las personas de éxito NO les da miedo pedir consejo o buscar ayuda. Porque pasar de nivel cuesta y puedes emplear mucho tempo dando vueltas intentando hacer tú las cosas sin ver resultados. Si es tu caso, como ya tienes claro cómo quieres que sea tu negocio o ese siguiente nivel (punto 5) busca a alguien que te pueda ayudar a conseguirlo. Y sí va a suponer una inversión de tiempo, DINERO y energía, es lo que tiene pasar de nivel y por eso no todo el mundo puede o quiere. Porque hace falta compromiso en muchos aspectos, no vale eso de yo te doy todo el tiempo que tengo pero es que dinero… Así no llegarás muy lejos.

Busca a alguien que te pueda ayudar y contratalo con gusto porque te ayudará a dar ese gran paso. Hay muchas opciones solo tienes que encontrar una que se ajuste a tu presupuesto y si no la encuentras (o tienes una fija en mente), ya sabes lo que toca: ahorrar.

Aunque en realidad, uno tiene dinero para lo que de verdad quiere. Como oí hace poco (no recuerdo donde), casi todo el mundo consigue rápidamente dinero para la fianza cuando teme ir a la cárcel. Un ejemplo drástico pero es así, cuando quieres algo de verdad, buscas el dinero como sea. Y si estás pensando en lanzarte por fin con tu negocio o lograr que este sea rentable, dinero vas a necesitar.

 

10. Priorizar

Esto es clave en todo, la verdad. Si quieres conseguir otros resultados, si quieres ser eficiente tienes que centrarte en lo que de verdad importa. Tienes que priorizar, así que piensa, ¿qué es lo que de verdad necesito para tener resultados? Para empezar a tener clientes, para duplicar mis ingresos, para llegar a más gente, para (pon lo que tú negocio necesita ahora).

 

11. Comprometerte más contigo misma que con los demás

Esta es una de las más importantes, tendría que ser la primera. Me sorprende la cantidad de gente que se compromete y cumple al 100% con los demás y, sin embargo, son incapaces de ser igual de cumplidores, comprometidos y respetuosos consigo mismas. ¿Eres tú una de ellas? Ya sabes tenías pensando acabar X pero Pepita te necesita y lo dejas aparcado…

Y así pasan los meses, los años y si te pregunto por qué no haces lo que tú quieres y eres sincera, te das cuenta de que es porque nunca te has comprometido al 100% contigo misma, con tus sueños y tus deseos y te has ido dejando llevar.

Nunca es tarde para cambiar eso, hoy es un buen momento para empezar a tomarte en serio y a comprometerte y respetar tus deseos. Un negocio requiere compromiso, paciencia, perseverancia y si tú no te comprometes nadie lo hará por ti.

Que hoy sea el día en el que de verdad te conviertes en la fan número 1 de tu negocio, en la trabajadora más fiel y responsable, en la dueña más entusiasta. Ya te toca.

 

12. Trabajar tus creencias limitantes

Es impresionante la cantidad de miedos y creencias limitantes que tenemos y que son un verdadero obstáculo para tu avance. Siempre digo que tener un negocio es mejor que un master en desarrollo personal. La persona que eres al empezar no tiene nada que ver con la que serás en unos años, y te lo digo por experiencia. Al arriesgarte, hacer cosas que te generan dudas e inseguridad tú misma vas viendo que puedes y que esas creencias no se basaban en nada real.

Cada etapa de tu negocio tiene asociados unos miedos y creencias que irás superando y sustituyendo por otras. La cuestión es trabajar en las que más te bloqueen.

Por mi experiencia propia y con mis clientas las más típicas y problemáticas suelen estar asociadas con vender y con ganar dinero.

 

13. No perderte en los pequeños detalles

Esto es algo muy típico que puede hacer que pierdas mucho tiempo. Detalles como qué nombre de dominio para mi web, cobro 300 o 350, qué nicho elijo, te pueden tener paralizada semanas o incluso meses y es absurdo.

Hay que aprender a decidir rápido (con conocimiento y estrategia por supuesto), a centrarse en lo que realmente supondrá una diferencia en tu negocio y, sobre todo, a ser capaz de cambiar lo que haga falta si ves que no funciona.

Que te das cuenta de que el nombre de tu dominio no es el ideal, pues compras otro y lo rediriges, pero vamos tu dominio no va hacer que tu negocio se hunda; no tener ingresos, sí.

 

14. No mentirte a ti misma

Tú sabes más de lo que crees, sabes lo que necesitas ahora, sabes lo que quieres, sabes cuáles son tus excusas y qué estás evitando. Pero muchas veces es más fácil mentirte a ti misma que aceptar la verdad. Es más fácil ponerte excusas más o menos creíbles que admitir que tú sola ya no puedes o que no lo haces porque tienes miedo, por ejemplo.

Cuando te pares a analizar tu situación o la de tu negocio, no te mientas ni evadas la realidad. Sé clara, esto es lo que hay, esto es lo que yo puedo hacer al respecto y esto es lo que de verdad quiero hacer.

No será fácil, pero nadie dijo que lo fuera.

 

15. No dejar que tu pasado influya a tu futuro

Esto ya lo he comentado otras veces. Que algo te haya salido mal antes no quiere decir que no pueda salir bien ahora. El pasado es el pasado, ahora eres otra persona y tienes otra oportunidad. No dejes que tus decisiones o errores pasados te aten para siempre. Recuerda:

Que te equivocaras una vez no quiere decir que no puedas volver a intentarlo nunca.

 

16. Alejarte de gente negativa

A veces lo puedes hacer físicamente, pero otras veces son personas demasiado cercanas, entonces tendrás que alejarte mentalmente de sus comentarios negativos. ¿Cómo? Para empezar no les pidas opinión sobre tu negocio. Si te preguntan, un mero “bien, gracias” y cambias de tema. Y si no hay escapatoria y empiezan con los comentarios negativos internamente piensa “no estoy de acuerdo contigo, soy perfectamente capaz de X, Y, Z. Confío en mi y sé que consigo lo que me propongo”.

No entres en discusiones ni polémicas, no te aportan nada. Cambia de tema o hazte la sorda, sinceramente y procura encontrar un ambiente más colaborador: amigos, foros, tu coach, leer artículos que reafirmen tu propósito, poner música que te anime y te de fuerza. Todo vale.

O también puedes ser como yo y si alguien te dice algo negativo pensar para tus adentros “ya te diré yo si puedo conseguir eso o no, a mi me vas a decir lo que puedo o no puedo hacer”. Aparte de rodearte de mensajes de apoyo puedes usar las críticas como un  acelerador para mostrarles que están equivocados (pero no por la necesidad de aprobación, que conste).

 

17. No justificar tus errores (fuera excusas)

Una persona de éxito procura no ponerse excusas. Todos cometemos errores, se aprende y se sigue adelante, pero no te pones a echarle la culpa al vecino, al gobierno o al tiempo y te quedas sentada quejándote. Acepta tu responsabilidad y ponle remedio.

 

18. Conocer tus números

Una vez me dijo mi mentora algo que se me ha quedado grabado y ahora comparto yo con mis clientes: “Un negocio son números. Para que funcione deja la emoción aparte”

Suena muy frío pero deja que me explique. Por supuesto que te apasiona lo que haces, que quieres ayudar a la gente y disfrutar con tu profesión, ese es uno de los objetivos principales de tu negocio. Sí, pero hay que recordar que un negocio sólo es un negocio si ganas dinero (y si esta frase te hace sentir mal, corriendo al punto 12 a trabajar tus creencias). Si no hay ingresos ni beneficios no es un negocio, es otra cosa, una afición o entretenimiento más o menos cara.

Tienes que conocer bien los números de tu negocio para poder determinar si lo que haces está bien hecho o no. ¿Qué números? Todos los que puedas:  ) Ingresos, gastos, beneficios, porcentajes de conversión, etc.

Así sabrás si algo no funciona porque la idea no es buena o porque no tienes suficientes personas en tu lista para que lo compren. Así sabrás si no tienes clientes porque no sabes cerrar ventas o porque solo has hablado con dos personas. Y así sabrás en qué centrarte para mejorar y que tu negocio pase al siguiente nivel. Te digo algunos de los números que yo controlo fielmente:

  • visitas mensuales a mi web
  • porcentaje de conversión de opt-ins
  • número de suscriptores mensuales
  • porcentaje de apertura y de clicks de mis mensajes
  • ingresos
  • gastos
  • impuestos
  • porcentaje de conversión de cartas de venta

Y varias cosas más. Para que te hagas una idea. Tienes dos opciones: hacerlo tu si te gusta (a mi me encanta) o contratar a alguien que lo haga por ti y te haga informes semanales o mensuales.

 

19. Perseverar

Porque la mayoría de las veces las cosas no se consiguen a la primera de cambio y el que triunfa es el que aguantó, el que siguió probando, aprendiendo, arriesgando. Perseverar está sobreutilizado pero es un ingrediente clave para pasar a ese siguiente nivel. Si no fuera por eso yo ya habría abandonado al menos un  par de veces, ja,ja.

Ten claro por qué quieres pasar al siguiente nivel y adelante, que no te detenga el primer obstáculo que encuentres, ni el segundo…

 

¿Por cuál vas a empezar? Cuéntamelo en los comentario y no olvides descargar tu política de empresa.

Descarga AQUÍ tu Política de Empresa

Dime dónde te la envío para que te pongas a ello ya mismo.

privacy Respeto tu privacidad al 100%

 

email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 4 COMENTARIOS

Comments

  1. Tremendamente útil Aida! Suscribo uno por uno todos los puntos.
    El que más necesito trabajar ahora es el número 8, tener claro qué es lo que necesito. Por supuesto, todos necesitamos un montón de cosas en cada momento, así que la habilidad de determinar qué es lo que más va a hacer avanzar nuestro negocio tenemos que adquirirla sí o sí. Es una mezcla de estrategia, sinceridad brutal, intuición y conocimiento.

    • Gracias Amparo! Es que ese es justo el punto que más se suele subestimar y si no tienes clarísimo que necesitas no podrás dar el salto que quieres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*