decisiones

 

Hoy te voy a hablar de ese consejo tan extendido que es «da lo mejor, hazlo siempre lo mejor que puedas…»

Y las consecuencias cuando lo haces y tus esfuerzos no tienen resultados (o no los esperados).

Fíjate, a mí se me dan fatal las manualidades, pero fatal. Y yo puedo hacerlo lo mejor que puedo, darlo todo y que me siga saliendo un churro… Y sentirme frustrada porque oye, lo estoy dando todo para nada.

Otro ejemplo, tú puedes estar dándolo todo en tu trabajo, en tu negocio, haciendolo lo mejor que puedes y sabes y, aún así, no ver los resultados que quieres.

¿Te suena? Pues sigue leyendo…

 

(más…)

 

Hoy vamos a hablar de un tema interesante y muy importante: esfuerzos útiles y esfuerzos inútiles.

Decía Ortega y Gasset que el esfuerzo inútil conduce a la melancolía.

Con esfuerzo inútil se refiere a cuando te empeñas o centras en algo que tú sabes que no va a funcionar, lo sabes de antemano, sabes que no te hace o te va a hacer feliz pero tú sigues ahí esforzándote.

Y eso te lleva a un estado de melancolía, de tristeza, de insatisfacción. De vacío. ¿Y por qué te ibas a esforzar en algo que sabes que no da más, que no te ayuda ya?

(más…)

 

¿Alguna vez te has preguntado por qué no puedes ser feliz con la vida que tienes?

¿Por qué, si tienes una buena vida, si has logrado lo que querías, no eres feliz? ¿No te sientes realizada?

¿Por qué no es suficiente? ¿O es que quizá eres demasiado ambiciosa o tienes que aprender a valorar lo que tienes o a conformarte?¿Por qué no puedes ser feliz y ya, sin darle tantas vueltas?

Justo de eso vamos a hablar hoy.
(más…)

 

Me decía una lectora que quiere conseguir claridad sobre lo que realmente es su propósito.  Y con eso poder ir con seguridad a por lo que quiere.

 

A lo mejor te pasa a ti también, que crees que si tuvieras clarísimo tu propósito irías a por todas. Ves a personas que lo tienen claro y te da hasta envidia esa claridad y seguridad, ¿verdad?

Pero es que lo que necesitas para avanzar no es encontrar tu propósito.

Un propósito no es la panacea del estancamiento profesional.

(más…)

 

¿Cuántas veces te has planteado objetivos al comenzar el año o el trimestre o septiembre o el lunes siguiente y no has acabado muy satisfecha con los resultados?

Este es un tema del que he hablado varias veces por la sencilla razón de que está comprobado que proponerte unos objetivos (y más si lo haces por escrito) aumenta las probabilidades de cumplirlos.

Lo que pasa es que a veces creemos que los tenemos claros y, luego, a la hora de la verdad, no les dedicamos el tiempo, energía o recursos necesarios.

Así que te voy a proponer dos maneras distintas de plantearte objetivos o mejorar tu vida, para que puedas definir tus objetivos para el próximo año con mayor conocimiento de tu situación actual y d elo que estás haciendo.

Lo que te voy a proponer hoy se me ocurrió hace poco y me parece una idea buena para valorar lo que has hecho este año y qué te ha servido o no.

(más…)

 

Cuando era pequeña, entre las muchas cosas que quería ser, una era piloto de aviones. De guerra.

 

No me preguntes por qué, alguna película habría visto.

 

(También quería ser escritora, periodista, carnicera, bailarina, princesa, científica, egiptóloga, leer en voz alta a los demás… Ya se me notaba ahí la vena multiapasionada, jajaja).

 

Total, que una época deseé con todas mis fuerzas ser piloto.

 

Con toda mi ilusión.

 

Hasta que averigüé que para serlo tenías que tener una vista perfecta.

 

Y yo era miope.

 

Así que no podía. En ese momento las operaciones no existían.

(más…)