carpeta con titulo top secret

 

¿Te has sentido alguna vez agobiada y saturada por las cantidad de estrategias de marketing que se supone que tienes que utilizar para que tu negocio funcione?

Seguro que sí, ¿verdad?

Que cuando te estás poniendo al día con algo de repente lees que lo que mejor funciona ahora son los vídeos, o los podcasts o el email marketing o Facebook y te toca replantearte todo, abandonas o dejas a un lado lo que estabas haciendo y te buscas algún curso para no perderte esa nueva técnica infalible.

¿Te suena?

Probablemente estés atascada y te preguntes cuál es la estrategia que de verdad funciona…

Te cuento lo que he descubierto después de años (desde el 2010 que empecé con mi negocio) probando, leyendo y aprendiendo de cursos y mentoras internacionales:

TODO funciona.

Todas las estrategias sobre las que lees: redes sociales, marketing de contenidos, hablar en público, publicar en Amazon, tener afiliados, hacer entrevistas, hacer sesiones estratégicas, los embudos de venta, etc, etc.

TODO funciona y con todo puedes tener un negocio rentable.

Así que si dudabas de si algo era una cortina de humo, no, no lo es.

Y ahora contesto a lo que se te puede estar pasando por la cabeza…

 

Si todo funciona, ¿por qué a mi no me funciona?

Porque que todo funcione no significa que pueda hacerse de cualquier manera.

Muchas emprendedoras con las que hablo parece que hacen cosas pero en realidad no tienen ninguna estrategia, hacen por hacer.

A lo mejor tienes una página de Facebook porque hay que tenerla y vas poniendo algo pero sin ningún plan u objetivo.

O tienes cuentas en todas las redes pero las tienes abandonadas, etc, etc.

Entonces claro que no te funciona, abrir una cuenta en Twitter no hace milagros, ni poner dos vídeos en Youtube o escribir artículos sin una temática concreta. Por eso no te funciona, porque cada estrategia tiene su propia estrategia y eso se aprende.

Así que si te decides por una, aprende cómo usarla para tener resultados (y sí, eso implica invertir en cursos o mentores) y ponla en práctica.

Las personas que tienen un negocio que funciona no hacen las cosas por hacer, siempre hay una estrategia bien pensada y si no tienes ni idea de cómo hacerlo necesitas ayuda.

Aparte, otra razón por la que no te funciona puede ser que te estés dispersando demasiado.

Quien mucho abarca poco aprieta.

Elige UNA estrategia y cuando la domines si quieres añade otra y así verás resultados.

No eligiendo un batiburrillo de técnicas, cuantas más mejor sin dedicarles tiempo, o cambiando de una a otra sin dedicarles tiempo ni esfuerzo (y no, no tienes que emplear muchísimo tiempo, si sabes lo que haces, no pierdes el tiempo).

Necesitas centrarte y perseverar.

 

¿Cuál es la mejor para mi negocio?

Ahora que ya has decidido centrarte y empezar por una, ¿cómo saber cuál elegir o por cuál empezar?

Depende de tu negocio y de ti.

Por un lado es fundamental que tengas claro quién es tu cliente ideal y dónde está esa persona, dónde se agrupa.

Por ejemplo, si, como yo, trabajas con mujeres profesionales, LinkedIn es una gran opción (y sí, hay gente que solo usa LinkedIn para atraer clientes, y también gente que usa una combinación de LinkedIn y email marketing, por ejemplo).

Si trabajas con madres, Facebook es un buen sitio.

Si tu negocio es muy visual obviamente elige una combinación entre donde se junta tu clientes ideal y lo más visual (Instagram, Pinterest, Facebook).

Hay distintas combinaciones en función de tu negocio y tu nicho. A eso hay que unirle lo que a ti más te guste o mejor se te de.

A mi por ejemplo me encanta escribir (por si no lo habías notado : ) y aunque me han intentado convencer para que haga vídeos y quizá me lo plantee en un futuro, hago lo que me gusta.

Teniendo en cuenta que es algo que vas a hacer mucho tiempo, que sea algo que te guste.

También tengo clientes a las que les gustan más los vídeos o los hacen con más soltura, pues vídeos. O podcasts. Que luego puedes colgar en tu web o la red social que elijas o en varias.

 

Hay muchísimas opciones y es normal que te bloquees un poco, piensa en lo que te he dicho: tu tipo de negocio, dónde está tu cliente ideal (qué redes sociales usa, dónde se reúne, qué revistas, blogs o webs lee, etc), qué te gusta a ti y se te da mejor.

Crea tu combinación y aprende a sacarle provecho.

*Y si no te gusta ninguna de estas estrategias y la sola idea del marketing te echa para atrás, en este artículo te cuento qué puedes hacer…

Cuéntame que estrategias utilizas tú. Y en cuál te vas a centrar para mejorar tus resultados.

email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*