procesodeventa

 

Una de las preguntas que me han hecho últimamente y que se suele repetir mucho es cómo hablar de tus servicios con seguridad en el proceso de venta. 

Es algo muy importante porque si no transmites seguridad y confianza en lo que ofreces está claro que no te van a  contratar.

Se lo comento siempre a mis clientes, lo más importante es la confianza y seguridad que demuestras al ofrecerle ayuda, al mostrarle que puedes ayudarle y que su vida va a cambiar si trabajáis juntos.

Por tanto es muy importante que tú misma creas al 100% en lo que ofreces. Esa es la mejor manera de hacerlo con seguridad.

Y te puedo recomendar esto:

 

1. Conoce al dedillo qué ofreces y cómo ayudará a tu cliente.

 

Qué beneficios obtendrá, cómo cambiará su vida.

Tienes que saber explicarlo bien y con las palabras que él o ella usen, para que se sientan identificados y vean que realmente les has escuchado.

 

2. Cree al 100% en que lo que ofreces es my bueno.

 

Tú tienes que estar segura primero, que te parezca hasta barato teniendo en cuenta la transformación que puede experimentar la persona en distintos ámbitos de su vida.

(Porque, aunque te dediques a algo muy concreto, ya te digo que los cambios afectan para bien a más de un área de la vida).

 

3. Practica explicar en voz alta lo que haces, cómo lo haces, los resultados y la inversión.

 

Esto es importantísimo para que no te entren los nervios y empieces a dudar. Porque si tu cliente te ve nerviosa o dudando, dudará también, como es normal.

 

4. Intenta olvidarte del resultado final.

 

Aunque quieras que te contrate y quieras ayudar a la persona, que no se te caiga el mundo encima si no lo hace.

Porque si estás impaciente o medio desesperada por que te contrate se va a notar. Tienes que estar relajada, tranquila, enseñando lo que puedes hacer y después dejando que la persona tome la decisión.

Cuesta, ya lo sé, pero te vas acostumbrando 🙂

Simplemente recuerda antes de cada conversación de venta que eres buena en lo que haces, que el resultado que obtendrá merece muchísimo la pena y que la decisión final no es tuya, es SUYA.

Tú haz tu parte y la otra persona decidirá lo que considere mejor.

Si te contrata, genial, a celebrarlo. Y si no, deja espacio para alguien nuevo. Esa es la mentalidad que hay que adoptar.

Espero que te ayuden estas recomendaciones y recuerda…

 

clientes, ingresos y libertad

email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*