motivarte

Me escribe un lector preguntándome: ¿cómo te motivas diariamente y empiezas a tener un crecimiento profesional, económico, espiritual y emocional?

Me encanta esa pregunta y mucha gente se lo plantea.

La cuestión es que estás poniendo énfasis en la motivación, considerándolo un requisito imprescindible para conseguir ese crecimiento profesional, económico, espiritual y emocional que buscas.

>> Escucha este artículo aquí –>Cómo motivarte diariamente

Ya he comentado alguna vez que la motivación se suele utilizar como excusa: hasta que no me motive no empiezo, y como no sé como motivarme pues mejor lo dejo.

Así…

No fracasaré, no hablarán de mí, no me enfrentaré a la incertidumbre, etc. ¿Te das cuenta?

Algo que he experimentado es que, muchas veces, la motivación llega cuando te pones en marcha, y cuando sabes lo que quieres y cuando tienes un plan.

Y hablo también recordando casos de clientes que empezaban la sesión nerviosas, algo desmotivadas y después de trabajar para definir qué querían exactamente y cómo lograrlo se iban contentas y motivadas.

Por tanto, en vez de esperar a estar motivado para hacer lo que tienes en mente, ponte a ello directamente y verás como la motivación llega.

Además, el hecho de ponerte en marcha para conseguir tu objetivo ya de por sí va a suponer un crecimiento en todas las áreas que mencionas, es inevitable cuando sales de tu zona de confort y te atreves a hacer lo que de verdad quieres.

¿Y si no es así?, puede que te preguntes. Si no es así es porque:

  1. No sabes lo que quieres, y ¿cómo vas a estar emocionado y motivado ante algo indefinido y borroso?
  2. En realidad no es lo que quieres y te dejas llevar por lo que quieren otras personas.
  3. Tienes miedo y utilizas la motivación como excusa.
  4. Estás pasando por una fase depresiva y lo que necesitas es la ayuda de un psicólogo.

Como dijo Zig Ziglar:

Entonces, ¿qué puedes hacer además para que mantener la motivación?:

  • Encontrar tu gran porqué. La razón poderosa que te lleva a dar ese paso, que hace que te levantes todas las mañanas llueva o haga sol y te pongas manos a la obra.
  • Recordarte tus logros pasados y los beneficios del camino y del resultado que quieres obtener. Haz una lista con todas las cosas que has conseguido hasta la fecha y que son importantes para ti, y también enumera todas las razones por las que quieres ponerte en marcha y los beneficios que conseguirás cuando lo consigas y durante el proceso.
  • Analizar ocasiones en las que has estado motivado y cuál ha sido la razón. ¿Qué haces cuando te sientes motivado? Cantas, escuchas musica, hablas con amigos… Pues ya sabes lo que tienes que hacer.
  • Rodearte de gente que apoye tu proyecto. El ingrediente que nunca falta en mis artículos, encontrar apoyo y respaldo.

Y por último algo que a veces se olvida…

En resumen, la motivación no es necesariamente el primer paso del camino (pincha aquí para tuitear esta frase), y hace falta más que motivación para lograr tus objetivos (perseverancia, trabajo, atrevimiento, entre otras cosas).

¿Qué te parece? Déjame tu comentario más abajo y deja de esperar a estar motivado para hacer las cosas.

Descubre, por ejemplo, tu siguiente paso profesional con mi programa “Qué Hacer Cuando No Sabes Qué Hacer”, lo tienes aquí.

email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 8 COMENTARIOS

Comentarios

  1. Cindy dice

    Es tan cierto esto de la motivación!
    Yo estoy pasando por un período entre los puntos 1 y 4,
    del 4 me estoy encargando, y de a poco encontraré un fin al punto 1.
    Es cierto que si tuviera sólo la motivación, tampoco sabría a dónde dirigirme porque no sé a dónde quiero ir. Al final es como caminar a donde te lleve la ruta!
    Antes me sentía motivada, probablemente porque sentía que los que estaban a mi alrededor también estaban motivados con el proyecto. Pero ahora parece que ya no, entonces al “rodearme de gente que apoye mi proyecto” me quedo sólo con gente que ni siquiera es del proyecto, y me apoyan porque son parte de mi vida (familia/pareja/amigos). Uno debiese sentir que con eso basta, pero debo reconocer que pierdo esperanzas cuando veo que compañeros del mismo proyecto no muestran interés.
    Gracias por tus escritos, Aida!
    Siempre viene bien que se le recuerde a uno las cosas que se ven nubladas!
    Saludos!

  2. cristina dice

    Es cierto,para mi no importa tanto la motivacion,sino el atrevimiento;la motivacion viene sola cuando como yo,sin buscarlo,se me presenta una posibilidad de trabajo que me interesa,pero me frena el atrevimiento,aunque el entusiasmo me lleva a hacerlo.

    Maria Cristina.

  3. aralat dice

    Me gusto tu artículo porque desafortunadamente me llega.
    salí de la zona de confort, encontré lo que buscaba y me autosabotie.
    ahora no encuentro cómo motivarme …

  4. Dulce dice

    Gracias Aida, tienes mucha razón, apenas ayer comence mi proyecto sin motivación, pero en el transcurso del día fui notando mi motivación(me sentía feliz) porque ya di el primer paso, será un proceso largo y tendré obstáculos (padres y amigos) que no estén de acuerdo, pero Apoyándome tengo a las personas más importantes ( mi esposo y hermanos), ademas es mi sueño, es mi vida y a mi es quien debe importar, yo buscare mi propio éxito personal y laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*