A ver si te sientes identificada con esto. Me escribía una lectora:

 

Aunque quiero cambiar y dar un nuevo rumbo a mi vida laboral me da miedo el cambio, ya que creo que no se me da otra cosa bien“.

 

¿Tú también piensas que a lo mejor no se te da bien otra cosa?

 

Porque podría ser, ¿verdad?

 

NO.

 

No podría ser. A todos se nos da bien más de una cosa en la vida. La cuestión no es esa, en realidad.

 

La cuestión es…

 

Escucha el audio aquí –> Y si no se me da bien otra cosa, ¿qué hago?

 

¿Cómo sabes que no se te da bien otra cosa? ¿Lo has probado todo en la vida?

 

No vas a poder saberlo hasta que lo pruebes.

 

Pero pasa esto…

 

Pasa que crees que para probar una cosa vas a tener que abandonarlo todo ahora mismo. Dejar tu vida y lanzarte con una mochila a probar.

Noooo.

Puedes meter un dedo en el agua primero. Investigar, averiguar, leer, hacer un curso…

 

Otro pero…

 

Que da miedo.

Lo sé, y pereza.

Con pereza a pocos sitios vas. A tu sofá y poco más.

Mira, yo quería probar la danza del vientre y lo fui posponiendo años porque me daba una vergüenza que me moría.

Por no hablar de ir a una clase sin conocer a nadie. Lo llevo fatal.

Hasta que me obligué (ya he hablado más veces de que a veces te tienes que obligar. No a todo. Solo a hacer las cosas que sabes que quieres probar).

El primer dia me sentí como una patata. Un bloque.

Pero seguí y, después de un tiempo, pensé que ojalá, ojalá, ojalá lo hubiera probado antes, mucho antes.

 

Con el doblaje, más de lo mismo.

Y pensé lo mismo, que si me hubiera animado a probarlo antes pues llevaría muchos más años disfrutando de ello.

 

El problema de no probar cosas es:

  • Que pierdes tiempo de disfrute.
  • Que pierdes confianza en ti misma.
  • Que pierdes pistas para descubrir en qué eres buena y qué te gusta.

 

Cuando empiezas a probar ves que no pasa nada, que te lo pasas genial y siempre te llevas algo. Habrá cosas que no cuajarán o no te aportaran lo que quieres. Otras sí.

Y de unas saldrán otras…

Y probando probando irás descubriendo tu camino (o caminos).

 

Porque le pierdes el miedo a probar. A lo desconocido, al ridículo, a no ser buena en eso. Te prometo que se lo pierdes, o al menos no te importa tanto. No te para.

Y si algo no te para ni te limita pues como si no estuviera.

 

Pero claro…

Es que yo lo quiero ya.

Quiero que me digas en qué soy buena y qué puedo hacer y hacerlo mañana y sin esfuerzo, o con esfuerzo pero solo el que yo quiera. Si no tengo dinero pues que no cueste dinero. Que no tengo tiempo pues que sea inmediato…

Yo también quiero milagros de vez en cuando.

Las cosas no funcionan así. Necesitas tiempo, compromiso, dinero, obligarte, romper con tus límites.

Recompensa: mucha.

Mira: 44 años, científica, coach, mentora, actriz de doblaje. Aparte de probar traducir, danza del vientre, ahora surf, en breve canto y más cosas variadas.

No te voy a decir que si yo puedo tú puedes porque no lo sé.

Solo te voy a decir que con mis miedos (y tengo muchos, créeme) y vergüenza me lancé igual. Y nunca me he arrepentido.

Nunca.

¿He pasado miedo? SI. ¿Vergüenza? SI. ¿He gastado/invertido dinero? SI. ¿Tiempo? SÍ.

Nunca me he arrepentido.

 

De probar lo que quieres no te arrepientes. Clic para tuitear

 

Que luego no eres buena, pues vale, disfrutas como afición y sigues buscando.

 

La vida es una búsqueda eterna de algo, aunque no lo quieras así. No hay un podio, un final del camino (bueno sí, pero no es el que tú quieres).

Es buscar para ser feliz y ser feliz en la búsqueda.

Pero es que no me puedo permitir seguir buscando…

¿No? ¿Y qué te puedes permitir? ¿Seguir como estás mientras pasa la vida?

Buscar no implica dejarlo todo. Combina el buscar con otro trabajo o con lo que quieras. Lo que puede que no quieras permitirte es que se te siga pasando la vida.

Eso ya lo decides tú.

Si quieres acompañamiento en esta búsqueda y que te trasmita parte de mi mentalidad este es el curso.

 

Este es uno de los emais que reciben mis suscriptores. Escribo otros que solo los leen ellos, no los publico en mi web. Si te interesa, abajo te puedes suscribir.

Eso sí, escribo varias veces a la semana. Es gratis y te puedes dar de baja cuando quieras.

arrow
email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 0 COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*