Qué Hacer Para Tener Lo Que Quieres Profesionalmente.

 

¿Sabes qué hacer para tener lo que quieres profesionalmente?

El otro día leí en Medium un artículo muy interesante que decía que en 2005 la National Science Foundation había encontrado que una persona tiene entre 12.000 y 60.000 pensamientos al día.

De los cuales el 80% son negativos y el 95% son exactamente los mismos pensamientos repetitivos del día anterior.

Es decir, que la gran mayoría de lo que se te pasa por la mente es lo mismo que pensabas ayer. Y antesdeayer…

Que tus conversaciones internas son las mismas.

 

>>Escucha este artículo aquí –> Qué Hacer Para Tener Lo Que Quieres Profesionalmente

 

En el artículo Benjamin P. Hardy añade que ya sabes lo que quieres y que ya sabes lo que tienes que hacer. Que la cuestión es hacerlo.

Y averiguar qué te para, por qué no lo haces.

Yo tengo que decir que discrepo porque hay muchas personas, a lo mejor a ti te pasa, que no saben lo que quieren o que no saben qué hacer.

Puede haber muchas razones pero una de las que menciona como más importante en el artículo y que yo he comprobado en mis clientes y lectoras es el miedo a lo desconocido, a la incertidumbre.

El no saber qué va a pasar cuando hagas ese cambio.

Y prefieres quedarte con la malo conocido que con lo bueno por conocer. Aún sabiendo que no eres feliz (o no del todo), que no es lo que quieres, que podrías estar mejor.

Y así mantienes las mismas conversaciones mentales, los mismos pensamientos un día tras otro.

Y así te sientes segura.

Porque una cosa está clara el hecho de que sigas como estás es porque ganas algo. Y ese algo suele ser comodidad, estabilidad o seguridad.

 

Pero hay una importante contrapartida a eso…

Siempre te preguntaras qué podría haber sido. Y puede que te arrepientas de no cambiar, de haber podido elegir algo mejor para ti y haberte quedado con lo que ya tenías cuando no era lo que querías.

 

Y fíjate que aquí no hablamos de tener lo mejor. Sino de tener lo que quieres, lo mejor para TI.

Es el cambio lo que te da miedo, lo que hace que te quedes como estás.

 

¿Y cómo se supera eso?

 

Yo te recomiendo dos cosas:

 

Ábrete a los cambios.

Prueba cosas nuevas, exponte a situaciones distintas, a personas distintas; cambia tus rutinas, apúntate a algo que siempre hayas querido hacer.

Porque, por experiencia te digo, cuando empiezas a hacer cosas diferentes…

Actividades que te llaman la atención pero que quizá te ponen un poquito nerviosa porque te sacan de tu comodidad, descubres que puedes, que no es tan difícil.

Te sube la autoestima, la seguridad en ti misma, las ganas de probar y te das cuenta de que puedes intentar lo que quieras, no te da tanto miedo cambiar.

Y te pones manos a la obra. Y eso lo cambia todo : )

 

Déjate llevar por lo que te atrae.

Comentan en el artículo que hay dos tipos de motivación: en la que empujas y la que te empuja.

En la primera tú fuerzas la motivación, te obligas a hacer cosas y es duro.

En la segunda te sientes atraída, te dejas llevar porque tira de ti, sientes que es lo correcto para ti, lo que quieres hacer.

Y es eso lo que tienes que seguir. Eso de lo que siempre dices o piensas: “pero es que yo quiero...”, “me encantaría hacerlo“, “sé que me gustaría“, “me apetece mucho probarlo“.

Es, por ejemplo, lo que me pasó a mi con el coaching o con el doblaje o con la ciencia.

Leía, buscaba y me encantaba aprender sobre esos temas. Buscaba cómo sería dedicarme a eso, sacaba tiempo de donde fuera una vez que ya estaba  formándome y trabajaba las horas que hiciera falta. Porque me sentía atraída por eso.

 

Por tanto, lee bien este artículo, piensa qué es lo que de verdad quieres hacer en tu vida, haz una lista, elige aquello que te atraiga, que te llame y empieza por abrirte al cambio haciendo pequeñas acciones que te hagan cambiar y salir de la rutina.

Así le perderás el miedo al cambio y darás un paso más hacia esa reinvención profesional que estás buscando.

 

Y si no tienes claro qué quieres hacer, en qué eres buena o cuál es tu siguiente paso a dar, esto es para ti sin dudarlo.
email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 2 COMENTARIOS

Comments

  1. Hola Aída!

    Buen artículo! Me pasa exactamente lo mismo.

    Lo que yo podría agregar es que lo que más miedo nos da es la incertidumbre económica.
    Te cuento que hoy decidí ponerle fecha a mi renuncia como preceptor (será dentro de un mes) y habrá una reconfiguración económica obligada. Pero lo que hoy pasó fue imperdonable, y el cuerpo me está pasando factura. Desde Noviembre que quiero renunciar, intenté salir “por las buenas”, buscando alternativas, pero no se dio. Me puse condiciones, pero tampoco ocurrieron. Así que me voy, porque mi prioridad máxima sigue siendo la salud.

    Con dinero y teniendo los contactos adecuados todo es posible. ¡Haría tantas cosas geniales! Pero no tengo tanto dinero. Ahora me va a sobrar tiempo!
    Y esto quiero comentarlo, porque hay que tenerlo en cuenta. Yo digo: me va a sobrar tiempo. Uno pensaría “me apuntaré a un curso”. Eso cuesta dinero. Miras tu bolsillo y si antes te alcanzaba justo, ahora te alcanzará menos. No tienes dinero para invertir en el curso. Entonces, te estancas.
    ¿Cómo podría revertirse la situación? Haciendo el curso que te saque del estancamiento. Que te brinde el plan concreto de acción que te permita conjugar tu vida laboral con tu vida personal, alineado con tus prioridades y valores, y te permita desarrollar todo tu potencial.
    Sin dudas, vas/voy a tener que esperar para hacer aquel curso que tengo ganas de hacer hace más de 10 años, pero primero está este, porque haciéndolo, me dará luego el dinero para hacer el que quiero hacer desde hace más de 10 años.

    Es un proceso largo y duro el de la reinvención profesional (yo todavía no lo logro después de 5 años de haber tomado la decisión mental). Pero cada nuevo paso que doy lo hago convencido de que es lo mejor para mí, porque el dinero va y viene, pero el tiempo siempre se va. Y sólo tenemos una vida. Y tenemos que ser responsables de vivirla bien, con quien queramos, y no compartirla con seres indeseables.

    Saludos.

    • Qué hermoso el último párrafo, Martín, muy bien explicado. te deseo mucha suerte y enhorabuena por dar ese paso, te mereces lo mejor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*