encontrartupasion

¿Cómo puedes encontrar tu pasión? ¿Cómo saber que algo es una pasión? ¿Cómo buscas, cómo encuentras? ¿Depende de la edad? ¿Puedes tener más de una?

Te cuento, según mis vivencias, mis 31 verdades sobre encontrar tu pasión.

Empezamos…

Escucha aquí:


¿Cómo sabes que has encontrado una pasión?


Porque no se te va de la cabeza.


Porque te sale una sonrisa de oreja a oreja cuando estás en ello.


Porque el tiempo vuela y no quieres que se acabe nunca (y si paras es porque el cuerpo ya no puede más o porque te tienes que ir por alguna razón).


Porque no puedes parar de hacerlo.


Porque piensas que por qué no lo probaste o descubriste antes.


Porque no consideras bajo ningún concepto dejar de hacerlo.


Porque influye en tus elecciones de vida (yo no viviría en ningún sitio donde no pudiera doblar o tener mi propio estudio, por ejemplo).

Porque siempre estás leyendo, viendo, aprendiendo más sobre ello.



Cosas que no hacen falta para que sea una pasión.


No hace falta que sea tu profesión.


No hace falta que lo sepas desde que eras pequeña.


No hace falta que lleves muchos años.


No hace falta que sólo tengas una.


No hace falta que ganes dinero con ello.


No hace falta que seas la mejor o que seas muy bueno.


No hace falta que dure toda la vida.


No hace falta que tengas una edad determinada.


No hace falta que lo hagas todos los días (tú decides la frecuencia).



Lo que, en mi opinión, determina qué es una pasión es:

Que no puedes parar y no quieres una vida sin eso.


Cómo puedes encontrar una pasión.



Por casualidad.


Probando cosas que siempre has querido probar y no te has atrevido todavía.


Siguiendo ideas peregrinas (lee esto, por ejemplo).


Profundizando en un tema que en un principio parecía que no te interesaba mucho. La clave está en profundizar. Cuanto más sabes de algo más probabilidades hay que de te apasione.


Saliendo de tu rutina. Si no haces cosas nuevas no encontraras cosas nuevas.


Probando cosas nuevas. Siempre probando, con actitud abierta y curiosa.


Siguiendo la satisfacción, las actividades que te dan energía y te hacen sentir satisfecha.


Cómo no encontrar tu pasión.

Sigue haciendo lo que siempre haces. No pruebes, no cambies, no te retes.

Sigue pensando que no puedes, que no es para ti, que eres demasiado joven, mayor, perezosa, rica, pobre, guapa, fea…

Que no estás motivada, que no tienes tiempo, que no crees en ti misma…



Hay muchas maneras de aprender y probar, muchos cursos, muchas actividades, muchas cosas gratuitas.

No tienes que darlo todo a la primera, puedes probar antes y después decidir.

Tu autoestima, tu confianza, tu motivación y tu actitud mejorarán mucho si añades a tu vida actividades que te apasionen.

Es cuestión de probar. Y probar.

Y disfrutar de la vida mientras vas probando, descartando, aprendiendo y creciendo.

Te cuento mis pasiones hasta la fecha: leer, bailar, doblar, narrar audiolibros, aprender, los idiomas, viajar, la naturaleza, quizá el surf (estoy probando ahora).

¿Cuál de estas verdades te llega más?

¿Cuáles son tus pasiones? A ver si descubro algo nuevo que probar : )

Si quieres leer más artículos y reflexiones como este, únete a mi círculo, comparto reflexiones y consejos que no publico aquí ; ).
Tienes el formulario aquí debajo, es gratis y si te agobias, en cualquier momento te podrás dar de baja.

email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 0 COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*