Una lectora me decía que quería encontrar su pasión y salir del estancamiento en el que se encuentra.

 

Necesito enfocarme en algo que me ilusione y con lo que pueda vivir. Ubicarme y centrarme en lo que realmente me va a hacer feliz.

 

Siempre les pregunto a mis nuevas suscriptoras (si quieres suscribirte a mi boletín gratuito puedes hacerlo aquí) cuáles creen que son los tres mayores obstáculos para lograr eso que quieren.

 

Y digo “creen” porque a veces lo que crees no es lo que realmente te para (eso lo averiguamos muchas veces al principio de una sesión de coaching. Si quieres trabajar conmigo, rellena esto).

En su caso eran, en sus propias palabras: 

  • Mis barreras mentales.
  • Miedo a no encontrar nunca lo que me guste.
  • A que no me salga bien.

 

Vamos por partes.

 

> Escucha este artículo aquí –>Como centrarte en lo que realmente te va a hacer feliz

 

 

Cómo centrarte en lo que realmente te va a hacer feliz.

El primer paso es averiguar lo que podría hacerte feliz, y digo «podría» porque no lo sabrás hasta que no lo pruebes.

A veces pensamos que solamente pensando, de manera teórica, podemos descubrir qué nos hace felices. Como decía en otro artículo sobre la vocación, como si pudieras meter tus datos en una máquina y saliera un papelito que dijera:

 

Esto te va a hacer feliz para siempre.

 

No.

Necesitas una parte teórica de introspección y análisis (si necesitas ayuda, este curso te ayudará), y otra de «práctica», de rodaje.

Mi lectora decía que quería encontrar su pasión y salir del estancamiento, aquí te explico por qué decubrir tu pasión no soluciona estas cosas. La cuestión es ir probando cosas que te llamen la atención, aunque sea ligeramente y ver cuáles de ellas

 

despiertan tu interés

te hacen sentir viva

con energía

con ganas de más.

 

Eso es lo que te hará feliz, sentirte así.

 

Teniendo en cuenta, además, que lo que te puede hacer feliz ahora no siempre lo hará en un futuro.

Tanto tú como tus circunstacias vais a cambiar y lo que ahora te hace feliz puede que no lo haga en un futuro, es normal.

Así que no te centres en encontrar lo que te hará feliz en un futuro, céntrate en tu etapa actual.

Eso te quitará gran parte de la presión que sientes por encontrar la solución ideal, perfecta e infinita.

 

Elimina esa forma de pensar rígida de que hay una sola opción, un sola cosa que podría hacerte feliz  toda la vida.

Hay muchos proyectos, actividades, personas, etc que pueden hacerte feliz y no todas durarán para siempre, algunas serán temporales.

No hay una sola opción, puede haber muchas, puedes combinarlas o puede que sean secuenciales, pero no te obceques con encontrar ESO que te hará feliz. Porque puede ser en plural.

Cuando encuentres algo que que haga sentir viva y realizada, no te preguntarás cómo centrarte, saldrá solo, porque te ilusiona y te entusiasma.

 

Otro punto sería qué hacer si ya sabes lo que quieres pero no te atreves, ahí es donde entra lo que mi lectora mencionaba:

 

Sus barreras mentales.

 

Sobre barreras mentales podemos hablar mucho, hay que ser concreto, ¿qué te para exactamente?

En su caso podemos hablar del miedo a que no le salga bien (sobre eso último tengo este artículo) y del

 

miedo a no encontrar nunca algo que le guste.

 

¿Qué probabilidades hay de que eso ocurra? ¿De que nunca encuentres algo que te guste? Tendrías que estar encerrada en casa y taparte ojos y oídos y ni aun así…

Si vives y pruebas, irás descubriendo intereses, aficiones, pasiones (mira mi ejemplo: doblaje, coaching, surf, remo… El piano ya lo sabía desde que era pequeña. Un buen ejemplo de cómo algunas veces ya tienes claras ciertas cosas y otras las vas descubriendo por el camino).

 

Y recuerda que tienes que disfrutar del proceso no centrarte solo en el objetivo o resultado final.

Como leí hace poco:

 

Lo que importa no es comerse una tortilla, sino cocinarla.

 

A lo que yo añado que puedes disfrutar de ambas cosas: cocinarla y comértela. De hecho, de tres: planificar y preparar la receta, cocinarla y comértela.

 

La preparación, la búsqueda y el resultado.

Disfrutalo todo en lugar de centrarte sólo en el resultado final. Vive.

 

Si te sientes identificada con esta lectora y esta lectura ; ), es momento de introspección, de redescubrirte y probar. Este es una buena forma de lograrlo.

¿Qué me dices? ¿Con qué te identificas más de este post?

email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 0 COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*