Cuando era pequeña, entre las muchas cosas que quería ser, una era piloto de aviones. De guerra.

 

No me preguntes por qué, alguna película habría visto.

 

(También quería ser escritora, periodista, carnicera, bailarina, princesa, científica, egiptóloga, leer en voz alta a los demás… Ya se me notaba ahí la vena multiapasionada, jajaja).

 

Total, que una época deseé con todas mis fuerzas ser piloto.

 

Con toda mi ilusión.

 

Hasta que averigüé que para serlo tenías que tener una vista perfecta.

 

Y yo era miope.

 

Así que no podía. En ese momento las operaciones no existían.

 

> Escucha este artículo aquí –> Esto lo hacemos de pequeños (y es muy útil recordarlo).

 

Y me dije: pues nada, no puedo hacer esto.

 

Y lo descarté. Así, sin más.

 

¿Por qué?

 

Porque cuando eres niño no le das mil vueltas a las cosas. 

 

No estás: ay, Dios mío, qué disgusto, y ahora qué hago yo con mi vida, me ha destrozado los sueños y mira qué mala suerte, por qué me tenía que tocar a mí, es que soy una inútil.

 

Vamos, ni se te pasa por la cabeza cuando eres niño.

 

No como de adultos, que nos volvemos locos y empezamos a pensar en mil cosas.

 

Es normal, a ver, ya de adultos tenemos más experiencia, más creencias, más tontería, más miedos.

 

Es lo que hay.

 

Pero qué útil es saber descartar con esa facilidad, sin culpas, ni remordimientos ni nada, ¿verdad?

 

Por eso en mi curso para descubrir qué quieres hacer con tu vida trabajamos los miedos, inseguridades, etc. Esos que en tu infancia no tenías y ahora sí.

 

En este curso.

 

Nunca más volví a pensar en ser piloto de aviones… Y tan tranquila que me quedé, oye.

 

Y tú, ¿recuerdas qué querías ser de pequeña? Cuéntamelo en los comentarios, me encantará leerte.

Y apúntate a mi newsletter para no perderte mi próxima reflexión sobre la infancia, la madurez o lo que se me ocurra que pueda darte un empujón para salir del estancamiento ; )

Aquí publico solo algunas. El resto para los suscriptores : )

email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 0 COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*