gilda ARRUAHoy tengo el especial placer de traeros a una de mis antiguas clientas, Gilda Arrúa, fundadora de la fundación Juan Pablito (en honor a su hijo Juan Pablo) y jefa de prensa de la selección paraguaya de fútbol.

La puedes encontrar en Twitter (@gildaarrua), Facebook, en la web de su fundación http://www.juanpablito.com  y en su blog.

 

>Gilda, es una alegría tenerte aquí para que compartas tus experiencias con nosotras no solo como gran profesional sino como una mujer que ha transformado un experiencia muy dolorosa en un proceso de desarrollo personal y ayuda a los demás increíble.

Cuéntanos un poco sobre la fundación Juan Pablito, a quién va dirigida y cómo te decidiste a fundarla.

Antes que nada te agradezco mucho, Aida, por la entrevista y sobre todo por difundir la causa de la Fundación que nació en memoria de mi hijo Juan Pablo Ernesto. Brindamos apoyo psico-social a bebés que nacen en forma prematura y sus familias; bebés con diagnósticos terminales (como trisomía 13 y 18) y sus familias así como contención a los padres que quieren a sus bebés.

Me decidí a fundarla porque Juan Pablo con su misión en esta vida me hizo descubrir mi misión: aportar nuestro granito de arena a la humanización de la Medicina y de la sociedad en general en temas que muchas veces son tabú, como lo es la muerte de un hijo así como la atención en las terapias neonatales. Nuestro lema es: Toda Vida es Valiosa.

 

>¿Cómo compaginas tu trabajo en la fundación con un empleo tan exigente como ser jefa de prensa de la selección?

Realmente a veces no sé cómo lo hago (risas), pero como lo hago con tanto amor siempre encuentro tiempo para poder hacer ambas cosas. Soy demasiado apasionada por lo que hago, a veces ni siquiera me pongo límites en mis sueños. Por eso, a veces tengo que frenar un poco y repensar, para seguir caminando.

Esa es mi fórmula actual.

 


>>A muchas lectoras les interesará saber qué se necesita profesionalmente para lograr ese puesto y qué es lo que más te gusta del trabajo, ¿y lo que menos?

Respecto al trabajo en la selección paraguaya se necesita constancia, especialización, iniciativa, creatividad, humildad y amor.

Constancia porque no es fácil llegar a este puesto y eso es importante porque tuve que hacer un largo camino para llegar a donde estoy, camino que me enseñó a ser una mejor profesional y a aprender mucho de las experiencias. Especialización porque nunca me contenté solo con lo aprendido en la Universidad sino que constantemente intentaba aprender nuevas cosas de mi profesión así como otras actividades. Iniciativa porque fui en búsqueda de los trabajos, no espere que lleguen a mí.

Creatividad porque para avanzar en este puesto uno se debe re-inventar muchas veces. Y algo muy importante: la humildad.

Esto no es un trabajo para ser famosa ni para alardear de que estás en el mundo del fútbol. Es un trabajo como cualquiera en dónde se te debe valorar por tu profesionalismo. Pero sin el amor a este trabajo todo lo demás no funciona.

 

 

>>Como mujer profesional trabajando en un ambiente muy masculino, ¿has tenido que superar algún obstáculo? ¿Qué consejo te gustaría haber recibido cuando empezaste?

Al hombre le cuesta seguir reglas hechas por mujeres y sobre todo en mí caso que todo era nuevo para los medios de prensa (mi primer trabajo fue en el primer departamento de prensa de un club de fútbol en Paraguay, en el Club Libertad). Pero una vez que se dan cuenta que haces tu trabajo bien y en serio poco a poco valoran tu trabajo.

A la discriminación siempre la enfrenté con trabajo serio y responsable.

Ese consejo si lo recibí, de mi padre, que también trabajó en fútbol y eso me ayudó bastante. Al principio no quería que trabajara en fútbol porque me decía que conocía el ambiente, pero una vez que me vio progresar, fue el que más me alentó a demostrar que podía hacer un gran trabajo. Creo que en todos los ambientes hay cosas difíciles por enfrentar y eso no debería ser un obstáculo.

 

 

gildafundacion

>>¿Qué tres recomendaciones les darías a las mujeres que trabajan en ambientes parecidos?

– Que si creen que pueden llegar, no duden en seguir luchando por sus metas. Aunque todos les digan que no y sientan que su carácter no les permita. Si ustedes lo visualizan es porque se puede.

– Que la mujer está totalmente preparada para trabajar en un ambiente masculino así como lo puede hacer un varón en un ambiente femenino. Entonces que sean ellas mismas siempre. No debemos cambiar porque el resto es diferente a nosotros.

– Que el poder de organización y trabajo en equipo que tiene la mujer debe ser el punto de partida para confiar en que podemos avanzar en un ambiente así. Podemos aportar
muchísimo como mujeres pues vemos las cosas desde otro punto de vista. Los hombres les estarán muy agradecidos.

 

>>¿Qué les dirías a una persona que esté pasando por una experiencia tan dolorosa como es la muerte de tu hijito?

Primero le daría un gran abrazo porque eso es lo que necesitamos todas las mamás y papás en una situación tan límite como la muerte de un hijo. Luego le diría lo que aprendí con Juan Pablo: que cada vida tiene una misión en este mundo.

No importan los segundos, horas, días o años. Enfrentando al dolor acepté que debía amar a mi Juan Pablo con su vida corta pero con una huella profunda llena del más puro amor.

Como me dijo una amiga, el duelo no es una enfermedad, es la respuesta al amor. Una vez que pasas por ese proceso, te das cuenta que lo más importante es el amor y el amor es para siempre.

 

Muchas gracias Gilda por compartir tu experiencia y por dedicarnos tu precioso y ocupado tiempo : )

Si estás leyendo esta entrevista fíjate como Gilda lo impregna todo de cariño y amor, ¿verdad? Hay que ser muy fuerte para superar una tragedia así y, sobre todo, para convertirla en amor.

 

Hay muchas reflexiones valiosas en esta entrevista. Por ejemplo la necesidad, cuando estás muy ocupada, de frenar y re-pensar. A veces se nos olvida y es muy importante. Lo que se requiere para llegar a un puesto de ese nivel, mucho trabajo y persistencia (así que si es lo que estás buscando ¡no tires la toalla!)

Y me ha gustado mucho el consejo del padre de Gilda: afrontar la discriminación con trabajo serio y responsable. Para todas las que trabajéis en sectores tradicionalmente masculinos, recuerda, estás totalmente preparada para trabajar en cualquier ambiente (y lo mismo en la situación inversa si eres un hombre).

 

¿Qué es lo que más te ha impactado de las palabras de Gilda? Dímelo más abajo y comparte esta inspiradora entrevista con tus conocidos. Y si no quieres perderte la siguiente entrevista, suscríbete a mi boletín semanal pinchando aquí.

email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 3 COMENTARIOS

Comments

  1. Clau Salgao says

    Uuyyy…! Totalmente motivador la experiencias de Gilda. Como bien dices tú querida Aida, esta mujer esta llena de amor y fortaleza! Gracias por compartir la entrevista. Una entrevista que me nutrio y folrtalece, debido a que trabajo en un ambiente masculino. Entonces lo que queda por seguir haciendo, es mantener mi actidud de seriadad y responsabilidad a lo que me dedico laboralmente, la cual me apasiona. =]

    Saludos cordiales y llenos de buena vibra, querida Aida!

    Sinceramente,

    ClaudiaS

  2. Rosa Edith Cervantes Vargas says

    Que entrevista tan “nutritiva”!
    Comparto el gusto por el consejo de su padre y su amorosa reflexión: “cada vida tiene una misión en este mundo. No importan los segundos, horas o años”
    Gracias por reafirmar el mensaje de que todo con amor tiene mayor razón de ser.
    Abrazos de luz!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*