Hoy tengo el placer de entrevistar a Raquel Gómez, directora del área de recursos humanos de  FSC Inserta, empresa de la Fundación ONCE, especializada en la inserción laboral de las personas con discapacidad.

 

>>Buenos días Raquel, gracias por tu tiempo. Cuéntanos qué papel desempeñas en tu empresa y lo que conlleva, y si siempre has tenido claro a qué querías dedicarte.

Buenos días Aida, el puesto que actualmente ocupo en FSC-Inserta, -marca comercial de la Asociación para el Empleo y la Formación de Personas con discapacidad-, es el de directora de Recursos Humanos, desarrollando las funciones usuales en este área, es decir, la gestión en el plano tanto administrativo como de desarrollo de todas las personas que componemos la plantilla de la Asociación. Si bien es cierto que tenemos algunas “peculiaridades” que creo interesante resaltar y aunque sea brevemente, te menciono a continuación.

  • FSC-Inserta tiene una implantación nacional y la mayor parte de nuestros centros son centros especiales de empleo (es decir, que más del 70% de la plantilla está formada por personas con discapacidad).
  • Como nos dedicamos a la intermediación laboral y formación de personas con discapacidad,  aproximadamente el 72% de la plantilla interna tiene una licenciatura o diplomatura en el área social (psicólogos, pedagogos, trabajadores y educadores sociales….), y como sabes, es una área muy feminizada, por lo que más del 70% somos mujeres.
  • Además somos empresa familiarmente responsable.


Por todo ello, y aunque queda mucho por hacer y mejorar en la gestión de las personas en una empresa, te puedes imaginar que es una satisfacción y un privilegio ser la responsable de este área, pues siempre hay retos que hay que abordar en la gestión de la diversidad.

En cuanto a la cuestión que me planteas de si siempre he tenido claro a lo que quería dedicarme, te diría que, desde que inicié mi formación (en psicología), tenía claro que quería desarrollarme como una profesional del ámbito de los servicios sociales, y más concretamente en la faceta del desarrollo y ayuda al ser humano en la búsqueda del bienestar psicosocial (ni más ni menos, ya ves sueños de juventud). Y así fue desde que empecé a trabajar (no obstante te puedes imaginar que interviniendo humildemente en programas de distinta índole y de envergadura variable, pero en cualquier caso nunca tan ambiciosos como mi objetivo juvenil).

Los años, -o mejor dicho la vida-  me han conducido a la faceta empresarial (que te confieso no era una de mis opciones prioritarias en aquel tiempo).

En los últimos 18 años, en que mi desarrollo profesional ha tomado estos derroteros, he ido abordando funciones del área de Recursos Humanos que me han ido “enganchando”.

 

>>¿Qué pasos has tenido que dar para llegar donde estás y que es lo que más te gusta de tu trabajo?

Los pasos que he ido dando, yo diría que tienen que ver con una implicación y una actitud de mejora continua en el rol que en cada momento me ha tocado desempeñar (profundizando en el área técnica que tuviera que llevar, encargándome de proyectos que me ofrecieran aunque supusieran salir de mi zona de confort y me dieran “un poco de vértigo”, en definitiva, mostrando una actitud de servicio e implicación).

También ha influido el que no me he “negado” de entrada a probar algo nuevo, aunque no fuera lo que más me gustara, es decir,  que he experimentado si el nuevo proyecto o perspectiva y yo “podíamos encajar”.
Lo que más me ha interesado siempre ha sido el trabajo en equipo: la colaboración y el actuar interdependientemente es lo que más me gusta, pues estoy convencida, además de que lo he experimentado a lo largo de mi vida, es la manera óptima de obtener resultados excelentes.

 

>>¿Como mujer profesional, qué obstáculos has tenido que superar para conseguir tus metas?

He de confesarte que por el hecho de ser mujer no he tenido más obstáculos, aunque bien es cierto que siempre me he movido en entornos abiertos en esta cuestión. Además, si en algún momento ha habido alguna leve circunstancia que pudiera haberse convertido en obstáculo, la he solventado comportándome como una profesional, quitándole hierro al asunto y con el tiempo se ha reconducido la situación, y a mi favor.

También puede ser que hayan existido pero yo no los he “catalogado” como trabas.

 

>>Durante este tiempo ¿cuál es la lección más importante que has aprendido? ¿Qué consejo te gustaría haber recibido al empezar?

Es difícil resumir las lecciones aprendidas, porque son muchas, pero yo diría que el trabajo en equipo, la humildad a nivel personal y profesional, el que seguimos aprendiendo siempre y el que tanto los éxitos como los fracasos nos ayudan a desarrollarnos como personas, además y por último, el que uno de los ingredientes imprescindibles es poner mucho “amor” (en un sentido amplísimo) en todo lo que hagamos.
En relación con la segunda parte de tu pregunta, casi con toda seguridad, me hubiera gustado que me hubieran prevenido que iba a haber momentos complicados y que de ellos también saldría fortalecida al final.

 

>>¿Qué consejo o recomendación le darías a alguien que quiere un puesto de responsabilidad como el tuyo? ¿Cambiarías algo de tu trayectoria profesional?

En primer lugar, yo diría que no “querer” un puesto de responsabilidad per se. Sí, tener como meta convertirse en una persona que en el ámbito profesional tendrá que estar dispuesta a asumir la dirección de funciones y personas, que va a tener que aunar y conjugar distintas perspectivas y formas diferentes de “hacer”, lo que le conducirá a conseguir formar un equipo con aquellos que en cada momento le toque convivir.

En cuanto a la segunda parte de la pregunta, yo diría que NO cambiaría nada de la trayectoria profesional que he tenido, pues cada uno de los puestos y ámbitos en lo que he estado, me han aportado algo que me ha servido después y por tanto me han convertido en la profesional que hoy soy, mejor dicho en la persona que actualmente soy.

 

Muchas gracias, Raquel, enhorabuena por el excelente trabajo que realizáis tú y la Fundación Once, y  gracias por compartir tantas perlas de sabiduría con mis lectoras.

Me parecen fundamentales varias cosas que mencionas: la importancia de implicarse, salir de tu zona de confort y tener una actitud de mejora continua, estés en el puesto que estés. El estar abierta a probar cosas nuevas, el tener humildad profesional, aceptar que todo lo que ha sucedido en tu trayectoria te ha convertido en la profesional que eres hoy y, algo que personalmente me encanta, no catalogar como trabas los obstáculos.

 

¿Qué te ha parecido la entrevista? Déjame tu comentario más abajo.

 

email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*