un tiempo para todo

 

creating the impossibleEstoy ahora mismo leyendo un libro de uno de de mis coaches favoritos, Michael Neill (que por cierto, me está encantando y te lo recomiendo mucho, es este: https://amzn.to/2GnrLA5)…

Y en un capítulo nombra una cita bíblica que de hecho me gusta tanto que elegí para mi boda (luego te pongo la cita).

Independientemente de que seas creyente o no, no va de eso este mensaje, es importante esta reflexión:

Hay un tiempo para cada cosa.

Un tiempo para parar, esperar, reflexionar.

Y un tiempo para actuar, para lanzarse, para arriesgarse.

Un tiempo para sembrar y otro para recoger.

No hay que estar siempre en marcha dándolo todo (aunque a veces pensemos que sí, ¿verdad?) y tampoco hay que estar todo el día perdida en sueños o amargada haciendo algo que no te gusta.

Hay un tiempo para cada cosa.

Porque si te pasas de acción, te agotas y si no arrancas, no llegas.

Por eso es importante saber cuando acelerar y cuando recargar pilas. Así podrás ser más productiva, tener mejores resultados y vivir más relajada.

Hay un tiempo para todo.

Y sólo tú puedes decidir qué momento es para ti.

¿Es momento de darlo todo? ¿De ponerte en marcha ya? ¿De comprometerte y lanzarte?

¿O es momento de parar?

De reflexionar, de darte un descanso para volver recargada.

Es lo que tienes que decidir. Usa estas preguntas:

 

¿Qué necesito yo ahora?

¿Qué me haría feliz ahora?

 

Recuerda que hay un tiempo para cada cosa, no todo es un camino recto y sin pausas…

 

Si para ti es momento de actuar, de ponerte en marcha, está abierta la inscripción a “Clientes, ingresos y Libertad 2019” y que todavía puedes ver el video-tutorial gratuito aquí (solo unos días más).

Sí, me apunto ahora.

Si es momento de plantearte un cambio profesional esto es para ti.

Y si es momento de reflexión y descanso, a respetar ese momento.

Te dejo con al cita:

 

Hay un momento para todo y un tiempo para cada cosa bajo el sol: un tiempo para nacer y un tiempo para morir, un tiempo para plantar y un tiempo para arrancar lo plantado; un tiempo para matar y un tiempo para curar, un tiempo para demoler y un tiempo para edificar; un tiempo para llorar y un tiempo para reír, un tiempo para lamentarse y un tiempo para bailar; un tiempo para arrojar piedras y un tiempo para recogerlas, un tiempo para abrazarse y un tiempo para separarse; un tiempo para buscar y un tiempo para perder, un tiempo para guardar y un tiempo para tirar; un tiempo para rasgar y un tiempo para coser, un tiempo para callar y un tiempo para hablar; un tiempo para amar y un tiempo para odiar, un tiempo de guerra y un tiempo de paz.

 

Espero que te ayude : )

email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*