nicho de mercado

 

Escoger un nicho de mercado (especialidad o target) es una de las recomendaciones que más oyes cuando te lanzas con tu negocio online de coaching u otro servicio. Lo primero que te dicen, de hecho.

(Aunque yo personalmente considero que hay otro paso primero, elegir tu modelo de negocio, ya te lo explicaré en otro momento).

Y muchísima gente se queda estancada justo en ese tema de escoger nicho de mercado.

¿Hay que elegir uno solo?

¿Y si me aburro?

¡Pero entonces descarto a muchísima gente y pierdo clientes!

¿Y cuál elijo?

Te voy a dar mi opinión y unas recomendaciones prácticas según mi experiencia.

 

Escucha aquí este artículo –> ¿De verdad hay que tener un nicho de mercado para vivir bien de tu negocio online?

 

Yo personalmente recomiendo escoger un nicho por tres razones principales:

 

1. Para diferenciarte de la competencia.

Y hablaríamos ya de micronichos, de nichos dobles por así decirlo, porque ya hay casi todo de casi todos los nichos.

 

2. Porque es más fácil atraer clientes.

Se sienten llamados e identificados.

No es lo mismo decir coaching para todos que coaching para arquitectos. Si eres un arquitecto lo tendrás muy claro y lo preferirás respecto a otros coaches. Es lo que me ha pasado a mí con los científicos, por ejemplo.

Y como clienta igual, prefiero un mentora especializada que  alguien generalista.

 

3. Es más fácil hacer anuncios y crear tu mensaje, contenido y servicios.

Al ser mucho más específico no te vuelves loca, sabes a quién te diriges, averiguas con más facilidad lo que quieren y puedes crear programas totalmente personalizados, crear anuncios de Facebook más específicos y tener mejores resultados.

 

Por tanto, yo tengo nicho desde que empecé y lo recomiendo.

 

Ahora…

 

¿Hay profesionales a los que les vaya bien sin tener nicho? Sí.

 

¿Cuál es la diferencia?

 

A los que yo conozco les va bien porque se mueven mucho en persona, tienen muchos contactos (incluso desde antes de lanzarse con su negocio), recomendaciones boca a boca y les va bien sin nicho.

Un ejemplo es mi profesora de coaching que trabajaba anteriormente en una empresa y antes de dejarla ya tenía clientes gracias a todas las personas a las que conocía. Luego se especializó pero no le había falta por todos los contactos y recomendaciones que ya tenía.

Otro ejemplo son personas que ya son muy conocidas y no tienen problema para conseguir clientes de todo tipo por la visibilidad e incluso la fama que tienen.

Nos guste o no la fama genera una credibilidad y autoridad muy grandes. O si no piensa qué pasa cuando algún famoso abre una tienda y qué pasa cuando la abres tú. No es lo mismo, ¿verdad?

Para el resto de personas, para la mayoría, sí recomiendo elegir un nicho de mercado.

Y si no quieres, busca un mentor al que le vaya bien sin tener nicho para que te guíe.

 

Recomendaciones prácticas:

 

No tienes que tener la misma experiencia que tu nicho pero te da puntos.

A mí me contratan científicos porque fui científica antes y saben que les entenderé mejor que nadie, pero ¡ojo! he trabajado con clientes de todo tipo: profesores, diseñadores, ingenieras, directivas, managers, emprendedoras…

Así que es un plus pero no es obligatorio.

 

Que te guste trabajar con ese tema o con esas personas.

Imprescindible, si no te encontrarás vagueando y sin ganas de publicar o crear contenido o relacionarte porque no te apasiona lo que haces.

 

Es posible que tengas que cambiar de nicho.

Y no pasa nada. No sé por qué, al principio pensamos que el nicho va a ser para toda la vida y, claro, eso te crea una presión innecesaria. Es mucho más eficaz elegir, empezar y luego cambiar si no te gusta o no funciona bien, que quedarte meses y meses bloqueada sin elegir.

De la otra manera al menos has practicado, has avanzado y has aprendido.

También puede que cambies porque tu negocio evoluciona o que decidas añadir algún nicho más, como hice yo.

 

El nicho puede ser un tema que te encante, un grupo determinado de personas o una combinación: madres emprendedoras, divorciados, síndrome del impostor, etc.

 

Que haya más gente especializada en ese nicho es bueno, hay demanda.

Si no hay nadie o bien no funciona o eres el primero, que tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Te puede costar más arrancar pero si lo logras estarás muy bien posicionada, serás la primera en ese tema/grupo y eso siempre tiene sus ventajas en cuestión de autoridad y credibilidad.

 

Dale unas vueltas y me cuentas en los comentarios qué vas a hacer : )

No te de miedo compartir tu nicho, hay para todos y aun teniendo el mismo, la personalidad y forma de trabajar de cada persona es distinta y atraerá a distintas personas, forma parte de tu marca personal  : )

 

Si quieres más ayuda y te gustaría que fuera tu mentora no te pierdas mi programa de mentoría Clientes, Ingresos y Libertad. Te enseño en 8 semanas todo lo que necesitas para tener un negocio estable que funcione. Pincha aquí para apuntarte a la lista de espera y recibir un minicurso gratuito muy, muy útil.

 

 

Como siempre, espero que te ayude : )

email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*