planificar

 

 

Vamos con la segunda parte de como planificar el 2018 sin caer en lo de siempre.

La primera parte la tienes aquí.

Ahora que ya tienes claro lo que de verdad quieres para este año y a qué no vas a renunciar.

 

Escucha el audio aquí –> Cómo planificar el 2018 y tener mejores resultados (2ª parte)

 

Ahora vamos a la parte práctica que es programar todo eso que hará del 2018 un año genial para ti.

Y fíjate que menciono muchas veces ese “para ti” porque cada persona es un mundo y lo que para ti puede ser increíble para otro no.

O lo que para otro puede ser increíble para ti puede ser muy lejano teniendo en cuenta tu situación actual.

O tus preferencias.

Es muy importante que tengas esto claro y pasamos al primer punto.

 

1. Analiza qué ha funcionado y qué no ha funcionado este año.

Para sacarle partido a tu tiempo no hay nada mejor que hacer más de lo que ha funcionado y menos de lo que no ha funcionado.

Muchas veces intentamos probar mil cosas nuevas o reinventar algo cuando simplemente haciendo más de lo que ha funcionado valdría.

Así que apunta.

Por ejemplo: A mi este año me han funcionado muy bien los anuncios de Facebook, así que seguiré usándolos. También ha habido una colaboración concreta que me ha aportado ingresos, visibilidad y muchos más suscriptores. Me ha funcionado muy bien escoger días específicos de la semana para grabar audiolibros y otros para mi negocio, en vez de ir improvisando. Etc.

¿Qué ha funcionado bien para ti? ¿Y qué no ha funcionado?

Te va a llevar un tiempo si no estás acostumbrada a tener en cuenta todo esto, pero es importante.

Cuando tengas todo esto claro, entonces ya pasamos a la parte de planificar.

 

2. Planifica con eficacia.

Funciona muy, muy bien establecer objetivos mensuales, trimestrales y anuales.

Antes de que te agobies. Vamos por pasos.

 

  • Decide tu objetivo anual.

Cambiar de carrera, duplicar el número de clientes al mes, tener más tiempo libre, lanzar tu negocio online, incrementar tus ingresos un 30%.

Ese objetivo que dijimos aquí te haría sentir genial. Uno o varios.

Recuerda que tiene que ser específico y concreto.

 

  • Escribe qué necesitas para lograrlo.

Por ejemplo, si quieres aumentar un 30% tu facturación ¿qué necesitas? ¿Mas clientes, crear más productos, vender más a tus clientes actuales…?

Si quieres  tener y disfrutar más de tu tiempo libre, ¿qué vas a hacer cada mes para lograrlo? No llevarte trabajo a casa, apagar el ordenador a una hora concreta, apuntarte a un curso de eso que te encanta…

Si quieres reinventarte profesionalmente, ¿qué necesitas? Averiguar más sobre la nueva carrera que te interesa, apuntarte a alguna formación, ahorrar para tener un colchón.

Haz una lista completa de todo lo que necesitas. Y pasamos al siguiente paso.

 

  • Elimina fechas clave antes de agendar.  

Esto es importantísimo. Antes de planificar cada mes y añadir acciones, tacha de tu calendario, planificador o agenda las fechas en las que no quieras/puedas trabajar. Festivos, vacaciones, cumpleaños, viajes, actividades de tus hijos, etc.

Así lo que planifiques será real y coordinado con tu vida personal.

Luego puedes ir readaptando, si hace falta, en la revisión.

 

  • Divide ese objetivo y lo que necesitas en 12 meses (o en 4 trimestres si te ayuda más así).

En realidad hay dos opciones interesantes. Una es dividir tu objetivo en meses.

Por ejemplo: Si quieres duplicar tus clientes, ¿cuántos necesitas cada mes? Ese sería tu objetivo mensual.

O si quieres tener y disfrutar más de tu tiempo libre, en enero te propones no llevarte trabajo a casa. Cuando ya lo tengas conseguido, en febrero te apuntas a un curso, en marzo…

Otra opción intensiva es hacerlo todo al principio.

Por ejemplo, si quieres duplicar el número de clientes y tener 10 al mes en lugar de 5. Puedes plantearte 10 al mes o hacer un lanzamiento para intentar conseguir los 120 desde el principio. O 60  en enero y 60 en junio.

Lo que mas te motive.

Puedes plantearte en enero aumentar visibilidad haciendo x, en febrero hacer un lanzamiento para conseguir clientes nuevos, en marzo crear contenido para todo el año, etc.

Todo dependerá de tus objetivos y lo que necesites y quieras.

 

3. Revisa cada mes, trimestre y año.

Siempre les digo a mis clientes que tener sus números claros es muy importante para ir avanzando y saber en qué centrarte.

Yo te recomiendo a final de cada mes analizar qué acciones has hecho, cómo han funcionado y si has logrado tu objetivo/s del mes.

Y así reajustas para el mes siguiente. Personalmente hago también una revisión de cada trimestre y del año completo.

Eso ayuda mucho a mantenerte centrada, a ser siempre consciente de lo que funciona o no y a ajustar expectativas según los resultados u otras circunstancias que puedan surgir.

Hay que ser flexible por mucho plan que hayas hecho.

Tenlo muy en cuenta porque en la vida siempre hay imprevistos.

Así es como me organizo yo el año y, ya te digo, si hace falta cambio y reajusto sin problemas.

Porque al final lo importante es disfrutar del proceso y que al acabar el año te sientas feliz porque has hecho avances (aunque no siempre sean los que quieras, otras veces sí serán mucho más de lo que pensabas) y porque te has sentido en control de la situación y no arrastrada por las circunstancias o por los demás.

 

Cómo planificar el año y tener mejores resultados. Haz esto --> Clic para tuitear

 

Y tú, ¿cómo te organizas? Comparte tus trucos o hábitos en los comentarios : )

email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 4 COMENTARIOS

Comments

  1. Hola. Buen artículo! Pienso que en el camino de tu crecimiento personal es bueno mantener una mentalidad fuerte que te permita afrontar de la mejor manera cualquier obstáculo o contratiempo que se te presente en el camino. Y pienso que una excelente manera de cultivar y fortalecer tu mente es implementando buenos hábitos en tu vida. En mi caso, el ser disciplinado, establecerme metas diarias , enfocarme en los resultados y en mejorar mis relaciones me ha ayudado mucho a lograr mis objetivos de vida. Saludos!

  2. Siempre es bueno leer estos artículos en el “período de inflexión” del año. Llamo así al período donde todo puede empezar a brillar o desbarrancarse.

    Aún hay muchos proyectos, que quiero y voy a hacer todo lo posible para que se cumplan este año, que no cumplí porque factores externos que no puedo controlar me han impedido empezar antes.

    Hoy por hoy, sigo queriendo el cambio de carrera, con un tinte bastante radical. El asunto está en que no sé muy bien lo que quiero (a pesar de haber estado años analizando). Lo bueno de esto es que cada vez tengo las cosas más claras. No solamente sé lo que no quiero, sino que cada vez tengo más claro qué cosas disfruto. Porque hay como una línea, donde más allá está lo negro. Y por primera vez, diviso una línea donde pareciera q más allá todo brilla. Pero yo siempre fui de “vivir en lo soportable”. Aunque sería genial vivir donde todo brilla, no?

    Supongamos que quiero un cambio de carrera. Pues, no sé qué cosas tengo que hacer para conseguirlo, porque no sé a donde quiero ir específicamente. Entonces prefiero esperar, haciendo que cada día descubra algo nuevo dentro de mí, y cuando sepa bien el destino, hacer las cosas que deba hacer para llegar a él.
    Estoy haciendo de eso una fortaleza. Aunque seguramente voy a terminar empleando cuatro veces más de tiempo de lo que pensé, pero bueno, antes que equivocarme creo que vale la pena la espera.

    Por lo pronto, estoy tratando de ordenar el caos permanente que es mi vida, y de disfrutar aplicando varios de estos consejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*