Decía Ryan Blair que si algo es importante para ti encontrarás una manera de hacerlo, y si no, encontrarás una excusa.

Toda excusa que se precie suele venir precedida de un “pero”.

Quiero cambiar de carrera pero… Ya tengo una edad.

Quiero hacer cosas nuevas pero… Me da miedo arriesgarme.

Quiero hacer x pero… Tengo miedo de que me vuelva a salir mal.

Me siento insegura.

No tengo tiempo.

Etc.

Es decir, te dices lo que quieres y a la vez que no puedes y por eso estás estancada y confundida.

Normalmente te digo que ignores los «peros», al menos al principio, pero esta vez te voy a proponer justo lo contrario, que te fijes en ellos.

 

> Escucha este artículo aquí –>Una manera diferente de saber por dónde empezar…

 

En concreto en la frase que viene después del «pero».

Vamos a usar esa información para ayudarte a avanzar y a tener más claridad.

 

Lo que viene detrás del «pero» es en lo que tienes que trabajar, porque te dice lo que tú crees que no es posible.

 

Por ejemplo, si piensas que ya tienes una edad puedes buscar referentes, ejemplos de personas que hayan cambiado de carrera a cualquier edad (y te aseguro que hay muchas).

Si piensas que no tienes tiempo es hora de replantearte si es verdad, si es una excusa porque en realidad tienes miedo, si necesitas organizarte mejor o ser más realista y delegar o lo que sea.

Puedes buscar soluciones para ese «pero» que te frena (si es que te frena, si no, ¡adelante!).

Así que completa estas frases (la que sea adecuada a tu caso):

 

Quiero cambiar de vida pero…

Quiero lanzar mi propio negocio pero…

Quiero tomar una decisión pero…

 

Lo que escribas después de ese «pero» son los miedos que te impiden tomar acción y que puedes empezar a trabajar para ir avanzando en tu camino a lograr eso que de verdad quieres (esa primera parte de la frase).

 

¿Qué necesitas para seguir adelante a pesar de esos miedos? Porque ya sabes, lo hemos hablado muchas veces, que la cuestión no es eliminar los  miedos sino seguir adelante a pesar de ellos.

¿Qué necesitas? Ponte a ello.

Te invito a dejarme en los comentarios cuál ha sido tu «pero», quizá pueda recomendarte algún artículo de mi web o escribir al respecto.

A ponerse manos a la obra : )

Y no olvides suscribirte aquí abajo a mi newsletter para recibir directamente en tu email mis artículos y reflexiones.

email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 0 COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*