resultados que quieres en tu negocio

 

¿Te has preguntado alguna vez por qué todavía no tienes los resultados que quieres en tu negocio?

¿Como es que no tienes clientes de forma continua (o algún cliente aunque sea)?

Este es un artículo importante porque son muchas las personas que se han lanzado a emprender, que tienen su web y se mantienen ocupadas y no tienen resultados.

O no los que quieren.

Y si eres una de ellas, ahora mismo te sentirás frustrada, confusa, agobiada, siguiendo a otros coaches, mentores o expertos a los que les va bien (o eso parece al menos).

Te has apuntado a más de un curso, intentas hacer varias cosas a la vez, puede que ya hayas invertido en tu logo, en un diseño bonito de la web…

Y no ves resultados.

¿Te suena? Pues sigue leyendo.

 

> Escucha este artículo aquí –> Lee esto si no tienes los resultados que quieres en tu negocio online (1ª parte)

 

Yo siempre les cuento a mis clientes que tener un negocio es como cultivar, hay varias fases que tienes que tener en cuenta.

No puedes pretender tener un campo de naranjos si te acabas de comprar el campo y ni siquiera has plantado semillas (obviando mi desconocimiento de agricultura, por supuesto).

Hay una fase inicial en la que tienes que sembrar, donde vas dando pasitos que, a medio y largo plazo, darán resultados.

 

El problema es que a veces te olvidas de que se requiere tiempo, de que, aunque lo estés haciendo todo bien, se necesita tiempo.

 

Por ejemplo, para estar bien posicionada en buscadores necesitas contenido y tiempo.

Para ser reconocida como buena en lo tuyo necesitas formación, experiencia y tiempo.

Y si haces todo lo que tienes que hacer y no esperas el tiempo necesario tu campo no dará frutos.

 

También me gusta hacer una analogía con la cocina.

 

Es como si te prepararas a conciencia para hacer una tarta.

Buscas una buena receta, compras los mejores ingredientes, sigues las instrucciones al pie de la letra, metes el pastel en el horno previamente precalentado…

Y a los cinco minutos como ves que no está hecho te desanimas y lo tiras a la basura.

Cuando lo único que tenías que hacer era esperar 40-50 minutos.

 

En tu negocio es igual.

 

Una parte importante es saber cuándo toca esperar y mantener el campo, regarlo, abonarlo, vigilarlo, poner espantapájaros si hace falta…

Eso es clave, y además hay otra parte muy importante…

No sólo es cuestión de sembrar sino de ser consciente de lo que estás sembrando.

De eso te hablaré en el próximo artículo, imprescindible que lo tengas en cuenta.

Por ahora piensa en qué etapa de tu negocio estás.

¿Estás sembrando, esperando a que crezca algo, cosechando o mejorando la eficacia de tus campos, por así decirlo?

Hay que ser muy consciente de la etapa de tu negocio para crear una estrategia adecuada y actuar con eficiencia en lugar de hacer cosas por hacer.

Nos vemos en el próximo artículo con la segunda parte

Te invito a apuntarte a la LISTA DE ESPERA de mi Programa Acelerado de Mentoría “Clientes, Ingresos y Libertad”.

Recibirás un MINICURSO GRATUITO para hacer crecer tu negocio, te informaré cuando abra la inscripción del programa de nuevo y te enviaré los artículos que escriba (así no te perderás ninguno) y mis reflexiones personales, exclusivas para mis suscriptores.

Apúntate aquí mismo:

 

 

email

Y TU, ¿QUE OPINAS? - 0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*